El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha mostrado este martes la "más enérgica condena y repulsa" de la Junta de Andalucía por el fallecimiento de la niña de seis años aparecida muerta en Campillos (Málaga) presuntamente a manos de su padre, que había sido condenado a seis meses de cárcel por un delito de maltrato contra su expareja.

En rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Gobierno, Vázquez ha trasladado las condolencias del Gobierno andaluz a la familia de la menor "ante lo que parece un nuevo episodio de violencia machista" y ha insistido en la necesidad de reflexionar sobre la importancia de proteger a los hijos de mujeres víctimas de la violencia de género.

El portavoz del Gobierno andaluz, que ha lamentado que este nuevo episodio de violencia de género "se haya cebado con el eslabón más débil de la cadena, una niña de seis años", ha destacado como en muchas ocasiones los agresores utilizan a sus hijos como "medida de presión" contra sus madres.

Por todo ello, ha subrayado la necesidad de detectar de manera precoz los riesgos en este tipo de casos y ha asegurado que la Junta pone a disposición de todas las mujeres víctimas de violencia de géneros los medios necesarios para su denuncia y protección.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.