Un año de cárcel por quitarle el móvil a su mujer para leerle los SMS

Ella, condenada a siete meses y 15 días por agredir a su marido.
La titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Alicante ha condenado a un año de prisión y a una multa de dos euros diarios durante 12 meses a un hombre por un delito de descubrimiento de secretos, al revisar los mensajes del móvil (SMS) de su mujer tras arrebatarle el aparato. El procesado mantuvo el 31 de enero de 2004, en Alicante, una discusión con su esposa, a quien llamó «bollera» en reiteradas ocasiones, expresión que repitió en presencia de las dos hijas menores del matrimonio. Esa misma tarde, en un parque, el acusado y su hermano, también condenado a la misma pena por estos hechos, decidieron leer los mensajes de la mujer. Para ello, el primero le quitó el móvil, mientras el segundo la sujetaba, todo ello, también, en presencia de las hijas. El 3 de febrero, el matrimonio protagonizó otra discusión, en la que el acusado dijo a su esposa que iba a contratar a un detective para seguirla y la amenazó con «cortarle el cuello». La mujer propinó entonces un fuerte empujón a su marido contra una mesa de cristal, que se rompió por el golpe. Pese a existir una orden que prohibía a la pareja mantener cualquier acercamiento, ésta reanudó su vida en común y admitió los hechos durante el juicio. Ella ha sido condenada a siete meses y 15 días de prisión por violencia física en el ámbito familiar. Al carecer de antecedentes penales, ninguno de los tres encausados irá a prisión. El Código Penal castiga la lectura de SMS sin consentimiento con penas de hasta cuatro años de cárcel.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento