El ex número uno de ETA, Javier López Peña, alias Thierry, ha fallecido en el hospital francés de Pitié Salpêtriere tras permanecer ingresado en cuidados intensivos a raíz de un derrame cerebral que sufrió el pasado 27 de marzo, según han informado fuentes cercanas a la familia y la asociación de familiares de presos Etxerat.

El etarra ha fallecido a las 01.00 horas de este sábado, aunque la familia no se ha enterado de la noticia hasta las 13.00 horas, cuando han ido a visitar al recluso al centro hospitalario, según ha informado Etxerat en un comunicado.

Thierry se encontraba hospitalizado desde el 11 de marzo. Ese día fue trasladado de la prisión de Fleury-Merogis al hospital Corbeil-Essonne, para recibir cuidados, ya que sufría algunos problemas cardiovasculares.

La política criminal que aplican los estados a los presos vascos acaba con la vida de Xabier Lopez Peña en París. ¿Es ésta vuestra paz? (Joseba Permach)Después de surgir algunas complicaciones, el 13 de marzo fue trasladado al servicio de cardiología del hospital Pitié-Salpêtrière de Paris, y al día siguiente fue operado.

El preso, natural de la localidad vizcaína de Galdakao y que cumplía prisión en el centro penitenciario francés de Fleury, sufrió  el derrame cerebral y, desde entonces, sólo se comunicaba por gestos porque no podía hablar.

Etxerat ha denunciado que, "siguiendo la línea marcada desde su hospitalización de no comunicar nada a sus allegados, ha sido a la una de la tarde cuando han acudido a visitarle", cuando les han transmitido que había muerto.

La asociación de familiares de presos, que se encuentra a la  espera de más información y de los informes médicos pertinentes, ha criticado la actitud que, "tanto desde la prisión de Fleury, como desde el hospital Pitié-Salpêtrière de París, han mantenido hacia los familiares y allegados de Javier Lopez Peña, al silenciar en todo momento su estado, incluido su fallecimiento, y dificultar las visitas".

Thierry fue el responsable de la negociación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero durante la tregua que comenzó en el año 2006, y que tuvo su ocaso en el atentado de la T4 de Barajas el 30 de diciembre de 2006, cuya orden se atribuye a López Peña.

Tras su fallecimiento, el dirigente de Sortu Joseba Permach ha señalado en una red social: "La política criminal que aplican los estados a los presos vascos acaba con la vida de Xabier Lopez Peña en París. ¿Es ésta vuestra paz?", ha preguntado.