NNGG de Castellón dicen no pretenden pedir responsabilidades a profesores sino "poner de relevancia" el adoctrinamiento

El Comité de Dirección de Nuevas Generaciones (NNGG) de Castellón ha publicado este sábado un manifiesto en el que explica que con su campaña contra el adoctrinamiento en las aulas no pretenden "pedir responsabilidades personales a ningún profesor" sino "poner de relevancia el hecho" y "evitar que siga sucediendo en algunos ámbitos, que aunque son claramente minoritarios, no dejan de ser importantes".
La campaña 'Que no te líen' de las NNGG del PP en Castellón
La campaña 'Que no te líen' de las NNGG del PP en Castellón
WEB NNGG

El Comité de Dirección de Nuevas Generaciones (NNGG) de Castellón ha publicado este sábado un manifiesto en el que explica que con su campaña contra el adoctrinamiento en las aulas no pretenden "pedir responsabilidades personales a ningún profesor" sino "poner de relevancia el hecho" y "evitar que siga sucediendo en algunos ámbitos, que aunque son claramente minoritarios, no dejan de ser importantes".

Los jóvenes 'populares' de la provincia han salido así al paso de las críticas suscitadas por la iniciativa 'Que no te líen', una campaña que comenzaron "responsabilizados" y que continúan porque, a su juicio, "la relevancia alcanzada indica que el problema es mayor de lo que creíamos".

"Nos han llamado nazis y fascistas, cuando tan sólo somos jóvenes, liberales y de Castellón. Podemos resultar incómodos, dentro y fuera de nuestro partido pero jamás renunciaremos a escuchar y dar voz a lo que nos preocupa", señalan en el manifiesto, en el que agregan: "los de enfrente pueden parecer más cuando son muchos menos, nosotros ni gritamos, ni insultamos, ni tiramos huevos, ni perseguimos al que piensa distinto, pero eso no nos hace más débiles, al contrario, nos fortalece".

Los responsables de NNGG Castellón reiteran que la campaña contra el adoctrinamiento en las aulas canaliza "una sensibilidad social, un sentimiento de impotencia trasladado por los propios alumnos sobre el aprovechamiento que hacen algunos del aula para imponer una ideología o verter opiniones políticas que nada tienen que ver con el temario académico"

Así, aunque manifiestan su orgullo ante "la inmensa mayoría de nuestros maestros y profesores", señalan que no ocurre lo mismo con "la minoría que confunde la cátedra con el escaño". Al respecto, recalcan que los docentes "tienen derecho a expresar sus opiniones políticas con total libertad" pero los alumnos también tienen el derecho "a ser educados con imparcialidad, objetividad y neutralidad".

"La libertad de cátedra tiene límites y una minoría de profesores no entiende dónde se encuentra; la libertad de cátedra es totalmente compatible con la neutralidad y el debate crítico en la enseñanza, y nada tiene que ver con los comentarios políticos diarios que algunos niños soportan calladamente desde su pupitre", han agregado desde NNGG.

Preocupación por los más jóvenes

Así, entienden que "sin respeto a la opinión de los niños o sus padres la libertad de cátedra deviene en adoctrinamiento" y aunque "los más pequeños nunca se enfrentarán a sus maestros o profesores", que callen "no significa que otorguen".

"Nos preocupa únicamente la imposición de la ideología del profesor dentro de las aulas, nos parece magnífico que cada uno lo haga fuera de ellas según le dicte su conciencia, pero las aulas de colegios e institutos públicos son espacios públicos financiados con recursos públicos y sobre los que nadie, sea cual sea su orientación y convicción personal, debe hacer uso político", han agregado.

La organización política señala su especial preocupación "por los más jóvenes, dado que los alumnos universitarios tienen ya formación, edad y autonomía para deslindar lo que es educación de la mera opinión del profesor" e incluso, en este nivel, "algunas asignaturas requieren incluso de la constante opinión política".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento