Condenan a cuatro años de prisión a un hombre por apuñalar a otro en el cuello tras una discusión

El día de los hechos, el acusado había consumido alcohol y cocaína

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a un hombre por un delito de homicidio en grado de tentativa a una pena de cuatro años de prisión por una reyerta que acabó con un ciudadano apuñalado en el cuello en un bar de la localidad malagueña de Marbella. El tribunal ha impuesto al acusado, además, la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la víctima durante ocho años.

Los hechos ocurrieron en mayo de 2011 cuando el procesado se encontró con la víctima en un bar de Marbella, entablandose una discusión entre ambos, en el curso de la cual el primero propinó dos guantazos al segundo y este último empujó al condenado, según la resolución.

Tras esto, según explica la sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, el acusado abandonó el lugar de los hechos amenazando a la víctima y se dirigió a su domicilio, cogiendo de la cocina un cuchillo jamonero de unos 25 centímetros de hoja y bajando de nuevo a la calle.

Una vez en la vía pública y con el cuchillo oculto en la espalda, se acercó a la víctima y le propinó una puñalada en el cuello. Tras eso, intentó acuchillarle de nuevo pero fue reducido por un hombre que acompañaba en esos momentos al herido.

Como consecuencia de dicha agresión, la víctima resultó con heridas consistentes en la parte izquierda del cuello, por lo que precisó de cura local y sutura. Tras la agresión, tanto el acusado como el herido acudieron a un centro de salud donde se encontraban efectivos del Cuerpo Nacional de Policía custodiando a otro detenido.

Una vez en el centro, el acompañante del lesionado indicó a los agentes que quién entraba en esos momentos por la puerta era el agresor. Estos, que ya tenían noticias de lo sucedido, se dirigieron hacia el procesado quien, antes de que hablaran con él, les manifestó que había apuñalado a otro hombre.

El Tribunal considera, tras el examen de las pruebas practicadas en el juicio, que la intención del acusado era "acabar con la vida" de la víctima, ya que "le asestó una puñalada y trató de propinarle más". Además, la zona afectada, que puede "suponer riesgo vital", y el cuchillo jamonero utilizado, son otros elementos que se han tenido en cuenta.

La Sala ha señalado que el acusado, que reconoció los hechos, se encontraba bajo los efectos del alcohol y el cannabis cuando cometió el delito. Además, estaba sometido a tratamiento como consecuencia de su adicción a las drogas. Por eso y por la reparación de daños, el Tribunal ha aplicado una reducción de la condena.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento