Comienzan a funcionar este sábado las líneas 3 y 11 que permiten cruzar Málaga de este a oeste sin transbordos

Las nuevas líneas 3 y 11 de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) han comenzado a funcionar este sábado, tal y como dio a conocer a principios de febrero el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y permiten cruzar de este a oeste la ciudad sin realizar transbordos.

Las nuevas líneas 3 y 11 de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) han comenzado a funcionar este sábado, tal y como dio a conocer a principios de febrero el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y permiten cruzar de este a oeste la ciudad sin realizar transbordos.

La medida, según han informado desde el Ayuntamiento en un comunicado, supondrá una mejora en el transporte público en las zonas más pobladas de Málaga, como son la franja litoral este y oeste, así como la nueva centralidad de Teatinos.

El diseño de la línea ha tenido en cuenta las demandas de los ciudadanos en cuanto a sus desplazamientos en transporte público, han dicho. Asimismo, se ha contado con las aportaciones de asociaciones de vecinos y otros colectivos realizadas durante años.

Este nuevo sistema de transporte de alta capacidad da servicio a más de 450.000 personas, localizadas en las paradas de la línea en un radio de 300 metros. Además, esta línea facilitará los transbordos desde otras líneas de la zona este —32, 33, 34, 35, C3— y de otros distritos Norte —como 1, 26, 30—; Circulares C1 y C2, etcétera.

Estos cambios permitirán, sin transbordos, desplazamientos desde El Palo al edificio de Hacienda y a las estaciones de tren María Zambrano y de autobuses; ruta directa desde Puerta Blanca al este de la ciudad; traslados desde Carretera de Cádiz a las playas de Pedregalejo; y las conexiones directas entre El Palo con la Ciudad de la Justicia, con la Universidad y con el Hospital Clínico.

Otros centros que ven mejorada su conectividad con esta línea son el Centro Cívico, Edificio Usos Múltiples —en avenida de la Aurora—, Diputación y la Comisaría central de la Policía Nacional —en la plaza Manuel Azaña—.

FUNCIONAMIENTO

El sistema presentado nace de la fusión de las líneas 3, 11 y 20. Como resultado de los estudios, y de cara a responder a las necesidades de los ciudadanos, se conservan dos numeraciones: la línea 3: Puerta Blanca-Palo (Carretera de Olías) y la línea 11: Palo (Playa Virginia)-Universidad. La antigua 20 desaparece, si bien su trayecto y funcionalidad quedan integrados en la nueva 11.

En el tramo común, es decir, en la zona este, ambas líneas estarán coordinadas por el Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) de la EMT, guiado por GPS y distribuido en cuanto a frecuencias y organización por los inspectores en modo remoto.

Las líneas conservan el mismo trazado original de las que proceden. Es decir, no se ha realizado ninguna modificación de recorrido, salvo las fusiones de las líneas antes mencionadas. Con ello, se mantienen las mismas paradas de paso que hasta ahora funcionaban en ambas líneas.

No obstante, en la Alameda surgen algunas modificaciones. Así, en sentido El Palo: las líneas 3 y 11 comparten parada en el lateral sur de la Alameda, entre las calles Córdoba y Tomás Heredia. Con esta medida, se facilita que cualquier usuario que espere el autobús en dirección hacia El Palo se beneficie de las paradas compartidas, al poder tomar una u otra línea de forma indistinta.

En sentido oeste, la línea 11 mantiene sus paradas, una en la entrada de calle Larios y la otra entre las calles Torregorda y Ordóñez, ambas en el lateral norte de la Alameda. Por su parte, la línea 3 mantiene su parada en la esquina de Puerta del Mar, y para facilitar el intercambio con la línea 11 se establece una nueva junto a ella.

Capacidad de transporte

Uno de los atractivos de la medida propuesta es la alta capacidad de transporte de personas, según han destacado desde el Ayuntamiento a través de un comunicado. El sistema tendrá una dotación en conjunto de 23 autobuses articulados de 18 metros de longitud, con una capacidad de 140 plazas cada uno.

Con ello, se ofrecerán 2,5 millones de plazas adicionales al año sobre la oferta de las líneas y recorridos anteriores, "lo que redundará en un mayor confort para los ciudadanos".

En el tramo común —este— estarán operativos los 23 autobuses, desde la Alameda hasta El Palo, novedad en el transporte público de Málaga, lo que garantizará ofrecer una frecuencia en hora punta entre cuatro y cinco minutos en ese sector. En el resto, Universidad y Carretera de Cádiz, la frecuencia de paso será entre siete y ocho minutos en hora punta.

El horario de servicio se establece entre las 06.15 horas de la primera salida y las 23.00 horas de la última, aunque continúa funcionando a partir de esa hora el Nocturno 1 (N1), con un recorrido muy similar entre la Carretera de Cádiz y El Palo —el mismo servicio que lleva funcionando desde hace décadas—, por lo tanto el servicio es de 24 horas. Con todo este sistema, la previsión apunta a que se superarán los 10 millones de viajeros al año.

Este nuevo sistema de trabajo ha entrado en servicio este sábado —Sábado de Gloria—, una vez ha concluido la parte más significativa de los desfiles procesionales de la Semana Santa. De hecho, esta línea tendrá que adaptar su recorrido y funcionalidad en los eventos en los que se corte la Alameda y/o el Parque.

A medio plazo, el Ayuntamiento tiene previsto introducir mejoras en el recorrido de esta línea, según el proyecto de BRT (Bus de Rápido Tránsito) que está siendo estudiado por la EMT. Entre otros, está, incluido el estudio integral del carril bus de la avenida de Andalucía, la mejora en puntos del trayecto por el centro de la ciudad; así como otros puntos necesarios para alcanzar una velocidad comercial acorde con la calidad de servicio necesaria para estas importantes líneas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento