Dos centenares de vecinos del distrito de Nou Barris se han manifestado este jueves "por el derecho a una vivienda" y han culminado su protesta con la ocupación de un edificio de pisos vacíos y en venta, propiedad de una entidad bancaria, situado el número 84-88 de la calle Pablo Iglesias de Barcelona.

Con cánticos de "¡qué pasa, que ya tenemos casa!", los manifestantes, convocados por el movimiento 15-M de Nou Barris y la plataforma 500X20, que lucha contra los desahucios en el barrio de Ciutat Meridiana, han desplegado una gran pancarta frente al edificio con el lema "Por el derecho a una vivienda", mientras que un portavoz ha leído un manifiesto en el que anima "a expropiar los pisos vacíos de los bancos".

Los vecinos, entre los que hay personas que han perdido sus viviendas al ser desahuciados por no poder pagar sus hipotecas, han iniciado su manifestación a las 17.00 horas de esta tarde en la plaza Llucmajor de Barcelona, han recorrido varias calles del barrio y han colocado pegatinas y carteles con el lema "Sí se puede" en una oficina de Caixa Penedès, mientras eran vigilados de lejos por varias furgonetas policiales.

Dos pisos que pertenecen a un particular serán respetados En uno de los balcones del edificio ocupado por los manifestantes y situado en el barrio de la Prosperitat de Nou Barris se puede ver un gran cartel que pone: "pisos y parking en venta" con un número de teléfono móvil.

El inmueble tiene doce pisos y un local y, según ha explicado un portavoz del movimiento 15-M, es propiedad de la antigua Caixa Penedès "y ahora es del pueblo".

Este portavoz ha informado de que el edificio ocupado se quedó sin vender al quebrar la inmobiliaria que lo construyó y que hay dos pisos que tienen dueño porque pertenecen a las personas que cedieron el terreno a cambio de las dos viviendas.

"Estos dos pisos serán respetados, pero los otros diez los entregaremos a familias que han sido desahuciadas y no tienen vivienda", explicó el portavoz del movimiento de indignados.

Los ocupantes, que han bautizado al edificio como 'Ínsula Utopía', explicaron que, además de facilitar las viviendas a personas desahuciadas, quieren que el local del edificio sirva para revitalizar la vida cultural y social del barrio.

Fuentes de los Mossos han informado de que tienen constancia de la empapelado de los cristales de la oficina de Caixa Penedès, pero aseguraron desconocer la ocupación, a pesar de que tanto el movimiento 15-M como muchos vecinos de Nou Barris están " tuiteando "en directo y colgando fotos en las redes sociales de su acción.

Tres realojos

Tres familias desahuciadas han sido ya realojadas en el bloque de pisos vacío en el distrito de Nou Barris. Según ha informado la asamblea 15-M Nou Barris en un comunicado, cuatro de las viviendas ya han sido asignadas a familias, aunque se espera poder ubicar a "un total de ocho familias afectadas por las hipotecas y alquileres abusivos".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.