Pyongyang asegura que la Península Coreana está al borde de la "guerra nuclear"

Imagen sin fechar de soldados de Corea del Norte, durante un ejercicio militar.
Imagen sin fechar de soldados de Corea del Norte, durante un ejercicio militar.
EFE/ Agencia Norcoreana Central de Noticias (KCNA)

El Gobierno de Corea del Norte ha advertido al Consejo de Seguridad de la ONU de que las actuales maniobras militares conjuntas de Estados Unidos y Corea del Sur han colocado a la Península Coreana al borde de una "guerra nuclear", según ha informado la agencia estatal rusa de noticias, RIA Novosti.

Además, El líder norcoreano, Kim Jong Un, ha ordenado a su artillería que se prepare para disparar contra bases de EE UU en Corea del Sur y en el Pacífico tras la demostración de fuerza realizada por el Ejército estadounidense con el vuelo de dos bombarderos invisibles en territorio surcoreano, según informa el órgano portavoz del régimen norcoreano, la agencia oficial KCNA.

De hecho, el Ejército de Corea del Norte ha incrementado a primera hora de este viernes sus actividades de movimiento de vehículos y tropas en sus instalaciones de misiles de medio y largo alcance, según la agencia estatal surcoreana de noticias, Yonhap.

"Ha habido un aumento drástico del movimiento de vehículos y soldados en sus instalaciones de misiles de medio y largo alcance", ha dicho una fuente militar a la agencia.

"El 26 de febrero se activó la preparación para el combate de estas unidades, por lo que existe la posibilidad de que disparen", ha agregado.

Tras una reunión inmediata con su Estado Mayor, Kim Jong Un "ha decidido que es hora de ajustar cuentas con los imperialistas de Estados Unidos dada la situación actual", según la nota.

Así, el líder norcoreano "ha firmado finalmente el plan para iniciar los preparativos técnicos de los cohetes estratégicos, a los que ha ordenado que estén listos para disparar, con el objetivo de que puedan atacar en cualquier momento tanto a Estados Unidos como a sus bases y escenarios operativos en el Pacífico, entre ellos Hawaii y Guam, así como Corea del Sur".

La reacción de Corea del Norte tiene lugar después de que el Ejército de EE UU anunciara, de forma inusual dado el secretismo de estas misiones, que dos bombarderos invisibles B-2 habían sobrevolado territorio surcoreano tras despegar desde Estados Unidos, en lo que parece una demostración ante Pyongyang sobre su alcance y capacidad bélica. Ambos bombarderos tienen capacidad para transportar armas nucleares.

"La misión de dos bombarderos B-2 Spirit asignados al Ala de Bombardeo 509 (...) demuestra la capacidad de Estados Unidos para realizar ataques de precisión de largo alcance rápidamente y a voluntad", señala la misión militar estadounidense en Corea del Sur en un comunicado. Los bombarderos han sobrevolado la península tras un recorrido de unos 10.500 kilómetros desde su base en Missouri.

El secretario de Defensa de EE UU, Chuck Hagel, defendió el uso de un bombardero estratégico en sus maniobras anuales conjuntas con Corea del Sur como una respuesta "disuasoria" al reciente tono beligerante y las provocaciones de Corea del Norte, que EE UU está tomando muy en serio.

"Guerra nuclear"

"El Ministerio de Asuntos Exteriores de la República Popular Democrática de Corea notifica oficialmente al Consejo de Seguridad de la ONU que las maniobras militares nucleares de Estados Unidos y Corea del Sur han creado una situación explosiva en la Península de Corea, en la que, en cualquier momento, puede estallar una guerra nuclear", se lee en una carta remitida por Pyongyang al Consejo.

El embajador norcoreano ante la ONU, Sin Son Ho, ha pedido que el comunicado se haga público como un "documento oficial del Consejo de Seguridad". Según RIA Novosti, el representante de Rusia y presidente de turno del organismo, Vitali Churkin, ha declarado que el escrito norcoreano será difundido al igual que otras cartas que el Consejo recibe a diario.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha lamentado esta retórica amenazante norcoreana, por considerar que "en poco va a ayudar a garantizar la paz y la seguridad en la Península de Corea", según ha declarado a RIA Novosti.

Máxima alerta

La tensión en la península de Corea se ha disparado después de que Estados Unidos y Corea del Sur iniciaran a principios de marzo sus maniobras militares anuales a gran escala 'Foal Eagle', que durarán hasta el 30 de abril y en las que participan bombarderos estratégicos estadounidenses capaces de portar misiles nucleares.

El pasado martes Corea del Norte anunció que sus fuerzas armadas adoptaban posiciones de combate en respuesta a las maniobras militares "hostiles" que están llevando a cabo Estados Unidos y Corea del Sur. Washington y Seúl defienden que estos ejercicios son meramente defensivos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento