El agua llegaba a la altura de los tobillos de los viandantes en calles como Gran Vía, Alameda, Balaídos, Arenal, Príncipe o Urzáiz. En esta última, además, la inundación volvió a ocasionar problemas a causa de la depuradora. La Federación Eduardo Chao se queja, sobre todo, de los problemas que hay en las zonas recientemente reformadas, como ha pasado con el soterramiento de los contenedores en Marqués de Valladares.

Madrugada inundada

Entre las tres y las cuatro de la madrugada del lunes, los bomberos tuvieron que salir en seis ocasiones por culpa de la lluvia. Las calles Santander, Coruña, Julián Estévez, las avenidas de Samil y de Madrid y el camino de la Estación fueron las zonas anegadas.