Acaba la comisión del Carmel con más dudas sobre el túnel

Los expertos afirman que la obra estaba mal sostenida y tenía un revestimiento «justito». Se apunta que el accidente fue provocado por múltiples causas
David Folch se dipone a declarar, ayer, en la última jornada de la comisión del Carmel.
David Folch se dipone a declarar, ayer, en la última jornada de la comisión del Carmel.
Julián Martín /EFE
El túnel del Carmel no estaba bien sostenido y por eso se hundió. En la última jornada de la comisión parlamentaria que investiga el hundimiento, el ingeniero geólogo de la dirección de las obras, David Folch, apuntó ayer como causa más probable los fallos en el sostenimiento y en la excavación. 

Folch justificó que durante 70 días no se pudo obtener datos geológicos de la zona porque se aparcó un camión junto a uno de los clavos que se utilizan para calcular estas magnitudes.

El jefe de obras de la prolongación de la L5 cuando cayó el túnel, Sergio García, se mostró extrañado por estas palabras: «Si hay una máquina estacionada y dicen que hay que medir, en un minuto, la máquina se retira».

En medio de una falla

El técnico de la Generalitat, Jordi Jubany, afirmó que el túnel de la L5 se estaba excavando cuando se hundió, aunque ésta no fue la única causa, ya que la obra estaba en una falla y el revestimiento era «como mínimo, justo».

Estudios geológicos insuficientes

El geólogo asesor de la Associació de Veïns del Carmel, Josep Maria Mata-Perelló, entregará en los próximos días un escrito a los miembros de la comisión de investigación parlamentaria en el que exculpa a la geología del hundimiento de tierras y apunta a un error humano. El documento, titulado Errores en el Carmel, advierte que «no hay fallos de la geología, ni fallos técnicos, sólo hay fallos humanos, lo demás es enarbolar columnas de humo para engañar a los ciudadanos y autoconsolar su propia ineptitud o culpabilidad». Indica que los pocos estudios geológicos y geotécnicos fueron «insuficientes».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento