Un 42,2% de las inmigrantes que aborta ha tenido interrupciones del embarazo previas, casi el doble de la tasa española, y un 10% -fundamentalmente mujeres del Este de Europa- cuentan entre 5 y 10 abortos anteriores, que en algunos casos llegan a 20.

Así lo refleja un estudio presentado el lunes por la presidenta de la ACAI (Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE)), Eva Rodríguez, según el cual el 51,5% de las inmigrantes que ha abortado eran irregulares, un 52 % llevaba en España entre 1 y 3 años y un 21 % estaba desde hace menos de un año.

El 51,5% de las inmigrantes que ha abortado eran irregulares

Entre las razones que explican la reincidencia del aborto en Europa del Este figura que en estos países la interrupción del embarazo "se ha usado como método anticonceptivo", señaló Eva Rodríguez.

El estudio, elaborado a partir de 964 encuestas, revela que un 21% de las mujeres que han abortado son de origen ecuatoriano, un 18% de Rumanía, un 15% de Bolivia, un 11,5% de Marruecos y un 5,7% de Colombia.

La mitad de todas ellas alegó haberse quedado embarazada porque no había usado ningún método anticonceptivo, una tasa que entre las españolas se reduce al 22 %.

Falsos mitos en América Latina

En este sentido, Rodríguez explicó que las mujeres procedentes de América Latina mantienen falsos "mitos" y creen que cualquier método de anticoncepción es perjudicial para la salud.

En la mitad restante que sí utilizó algún método, un 18% afirmó que éste había fallado y un 18% que lo usó mal.

El más utilizado es el preservativo (45%), seguido de los métodos hormonales como la píldora, la inyección o el parche o implante (33%) y un 17% declaró recurrir a métodos naturales (un porcentaje que entre las españolas asciende al 37%).

La presidenta de ACAI destacó también el desconocimiento de la píldora poscoital por parte de un 80% de las inmigrantes, mientras un 100% de las españolas la conoce y un 70% de las que han abortado reconoce haberla usado alguna vez.

Las razones del aborto

La situación económica es la causa principal para abortar (un 44%), seguida de la no idoneidad del momento para tener un hijo (12% ) o porque no quieren más hijos.

La mitad de todas ellas alegó haberse quedado embarazada porque no había usado ningún método anticonceptivo

Aunque un 80% señalaron que tenían recursos propios, un 38% de ellas contaban con ingresos inferiores a 460 euros y un 53,5 interiores a 921 euros.

En este sentido, la presidenta del ACAI destacó que un 21% de las encuestadas reconoció que la planificación familiar no está entre sus prioridades "porque el nivel económico es bajo y deben concentrarse en subsistir".

Las razones económicas son esgrimidas por las inmigrantes de todas las regiones, salvo las asiáticas, que alegan que no quieren tener más hijos, aunque la responsable del ACAI puntualizó que éstas tienen sus propios médicos y utilizan poco las clínicas.

Otra de las diferencias con la española es que un 64% de las inmigrantes que aborta tiene otros hijos, mientras en la población general este porcentaje se reduce a un 47%.