El exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, e imputado como él en un caso de presunta apropiación indebida, ha entregado una sexta tanda de correos electrónicos al juez que instruye el caso Nóos para intentar implicar a la infanta.

Los nuevos correos que ha entregado Torres al juez José Castro se organizan en dos grupos, el primero de los cuales hace referencia principalmente al exconseller valenciano y vicesecretario general del PP, Esteban González Pons, que prestó declaración por esta causa como testigo la semana pasada en Madrid; y el segundo a la infanta Cristina.

Implicación de la Infanta

La defensa de Urdangarin pidió a principios de este mes la nulidad de los correos electrónicos aportados al magistrado por Torres y puso en día la autenticidad de los mensajes y, por tanto, su valor probatorio.

Urdangarin pidió la nulidad de los correos aportados por TorresEn uno de los últimos correos entregados, fechado en febrero de 2003, Urdangarin le envía a la infanta "una comunicación de Nóos" que tiene pensado remitir a clientes, colaboradores y amigos, y también a la empresa para la que trabajaba el duque de Palma entonces, Octagon. En abril de 2003 le envía un resumen de un artículo.

En otro correo, de julio de 2003, el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, le manda a Urdangarin un "informe de evaluación de riesgos que pueden afectar a eventos extraordinarios a celebrar en las Islas Baleares", donde Nóos organizó dos foros sobre turismo y deporte.

También figura otro correo de febrero de 2004 en el que Urdangarin le pide a García Revenga que le remita una copia de un documento a la infanta Cristina de su parte. En diciembre de ese año, le envían al secretario de las infantas los currículum de Torres y Urdangarin, y posteriormente le hacen varias consultas sobre eventos previstos.

Esteban González Pons

En el otro grupo de correos hay varias referencias al exconseller valenciano González Pons, que la semana pasada testificó ante el juez Castro en relación a un convenio por el que Nóos cobró 382.203 euros de la Generalitat para organizar en Valencia los Juegos Europeos 2006, que no llegaron a celebrarse.

Pons testificó la semana pasada ante el juez como testigoEn uno de los mensajes, el empresario Miguel Zorío explica al director del proyecto de los Juegos Europeos, Antonio Ballabriga, que el gasto lo autorizó el vicepresidente valenciano, Víctor Campos, y la organización "dependerá directamente del conseller portavoz, Esteban González Pons".

En otro correo le informa de una reunión con Campos y González Pons en el despacho del vicepresidente.

Imputada toda la directiva del Instituo Nóos

La justicia ya ha imputado a todos los miembros de Nóos salvo a la infanta Con el paso de los meses, la justicia ha imputado ya a todos los miembros de la junta directiva del Instituto Nóos, excepto a la infanta Cristina. Según Diego Torres, la infanta era vocal de la Junta Directiva de la empresa cuando la presidía su marido. A pesar de ello, la Audiencia Nacional desestimó el pasado 12 de julio un recurso contra el auto del 5 de marzo de 2012 del Juzgado de Palma, que rechazó por dos veces llamar a declarar como imputada a la hija del rey Juan Carlos.

Según argumentó el juez Castro, no quería "estigmatizar" a la infanta al no apreciar indicios de criminalidad contra ella porque no formaba parte del "comité de dirección", sino de una "junta rectora" que no conocía las líneas de actuación de la organización. La Fiscalía Anticorrupción también rechazó en agosto pedir su imputación, al considerar que no existían "elementos incriminatorios".

Sin embargo, en enero de este 2013 se supo que la infanta era titular del 50% de la inmobiliaria Aizoon, la empresa que supuestamente usó Urdangarin para disminuir su tributación a Hacienda. La Agencia Tributaria, sin embargo, creyó en su momento que no debe imputarse a la persona jurídica —es decir, a la empresa, lo que haría responsable a la infanta Cristina—, sino a la persona física, es decir al duque de Palma, lo que descartaría su implicación.