Olmert
Olmert ha tendido la mano para negociar un Estado palestino "con absoluta soberanía". (Oded Balilty / AP Photo) Oded Balilty / AP Photo

La presidencia de la Autoridad Nacional Palestina  (ANP) ha exigido al Gobierno israelí "hechos, y no sólo palabras" y el regreso inmediato a la negociación según a la Hoja de Ruta y a las resoluciones internacionales.

El portavoz del presidente palestino, Nabil Abú Rudaina, explicó en un comunicado remitido a medios de prensa en respuesta a declaraciones hechas previamente por el primer ministro israelí, Ehud Olmert, que "todo lo que se necesita en estos momentos son hechos y no sólo palabras".

Olmert anunció su disposición a excarcelar a numerosos prisioneros a cambio de la liberación del soldado Shalit

El jefe del Gobierno israelí tendió hoy la mano a los palestinos para reanudar las negociaciones destinadas a crear un Estado palestino y anunció su disposición a excarcelar a numerosos prisioneros a cambio de la liberación del soldado Guilad Shalit, cautivo en Gaza.

"Lo que requerimos en estos momentos es sentarnos juntos en torno a la mesa de negociaciones para un diálogo serio basado en la aplicación de la 'Hoja de Ruta', la iniciativa de paz árabe y la resolución 194 de la ONU referente a los refugiados palestinos", expresó Abú Rudaina.

Y abundó en que "la única manera de alcanzar la paz es el establecimiento de un estado palestino independiente en las fronteras del 4 de junio de 1967 (previas a la Guerra de los Seis Días) y la aplicación de todas las resoluciones internacionales y árabes".

"Soberanía absoluta"

Olmert dijo horas antes durante una ceremonia en recuerdo del fundador de Israel, David Ben Gurión, que el futuro Estado palestino tendrá "soberanía absoluta, fronteras definitivas y continuidad territorial".

Afirmó que Israel está dispuesta a evacuar muchos asentamientos a cambio de una "paz auténtica y de la renuncia al retorno de los refugiados palestinos a Israel".

Olmert reafirmó su disposición a reunirse cuanto antes con el presidente palestino, Mahmud Abás, en cuanto sea liberado Shalit y se constituya un nuevo gobierno, e indicó que "la paz vendrá mediante el reconocimiento mutuo y las negociaciones directas". 

La paz vendrá mediante el reconocimiento mutuo y las negociaciones directas

Como medidas inmediatas anunció estar dispuesto a reducir el número de puestos de control militar en Cisjordania y a reanudar la transferencia de fondos que Israel retiene a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) en concepto de tasas y aduanas.

Israel suspendió estas transferencias tras la llegada al poder del grupo islámico Hamás.

El jefe del Gobierno israelí reiteró estar dispuesto a evacuar a numerosos presos palestinos, incluidos los que cumplen condenas de larga duración, a cambio de "una paz auténtica", y de la renuncia al retorno de los refugiados a Israel.

Dijo que estas medidas tienen por objeto promover la confianza perdida entre las dos partes (israelíes y palestinos) y demostrar que "nuestra mano está tendida para la paz con los palestinos (...) Espero que haya una respuesta".

Olmert finalmente opinó que partes de la iniciativa de paz saudí son "positivas".

Ese plan de paz, aprobado por en una cumbre de la Liga Arabe en Beirut en marzo de 2002, aboga fundamentalmente por el reconocimiento de Israel por parte de los países árabes a cambio de que este país se retire de los territorios ocupados en 1967: Cisjordania, Gaza, Jerusalén Este y el Golán.

"Mesura y paciencia"

Ayer Olmert afirmó que su Gobierno debe mostrar "mesura y paciencia" frente a las violaciones del alto el fuego alcanzado con la Autoridad Nacional Palestina (ANP) por parte de milicias palestinas.

¿Reunión Bush-Abbas?

El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, podría reunirse con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, durante la visita que éste efectuará esta semana a Jordania, según informó hoy el principal negociador palestino y persona de confianza de Abbas, Saeb Erekat.

Dos palestinos muertos

Efectivos del Ejército israelí han matado esta madrugada en el distrito de Jenín, en Cisjordania, a un jefe de los Comités Populares de la Resistencia, y a una mujer, de alrededor de cincuenta años, según fuentes palestinas.