450 alumnos no podrán estrenar el próximo curso el nuevo CEIP Mallorca

El Ajuntament descarta que el centro esté listo en septiembre porque el juez no ha levantado la orden de suspensión de obras
El traslado del CEIP Mallorca, que el Ajuntament y la Generalitat tenían previsto para septiembre, no llegará a tiempo para el nuevo curso. A pesar de que las 450 plazas que debía tener el nuevo centro son necesarias, y que las dos administraciones ya contaban con ellas, una decisión judicial impedirá que se haga a tiempo.

Este enero, tras una denuncia presentada por una parte de los vecinos de las calles Londres y Villaroel –la manzana donde tiene que ir la nueva escuela, además de otros equipamientos– el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) decretó la paralización de las obras por un error de forma en el procedimiento. El Ajuntament confiaba que, tras corregir el error de forma, se levantaría la suspensión de obras, pero aún no ha sido así.

Más de 25 años

La situación crispa mucho a la asociación de padres y madres del CEIP Mallorca, que llevan más de 25 años pidiendo la reforma del centro, que está en muy mal estado, pero los otros vecinos quieren una zona verde.

La regidora del Eixample, Assumpta Escarp, lamentó a 20 minutos que «haya vecinos que luchen contra equipamientos públicos».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento