Las facultades de Medicina españolas no tienen problemas para encontrar cuerpos que utilizar en sus estudios, gracias a que se ha incrementado el número de donaciones de españoles, pero especialmente significativa resulta la aportación de ciudadanos extranjeros que ya supone un porcentaje superior al 60%, según la información aparecida en El País.

En Alicante, por ejemplo, la Universidad Miguel Hernández tiene excedentes, debido a que es en las zonas turísticas donde más donaciones se producen.

La mayoría de extranjeros residentes en España prefieren donar y así ahorrar dinero en sepelios y repatriaciones. "Para los ingleses es un orgullo donar", asegura el doctor Murillo, del departamento de Anatomía de la Complutense de Madrid.

Otras razones del incremento generalizado de donaciones se debe al "mayor nivel cultural de la gente", según Francisco Sánchez del Campo, presidente de la Sociedad Anatómica Española, y el "esfuerzo publicitario en medios de comunicación", según José Luis Bueno, de la Universidad del País Vasco.