Recta final para nueve ‘parkings’, y cuatro están ya a punto de abrir
El aparcamiento de la plaza Basterra está parcialmente cubierto y se abrirá en febrero. Manuel Romero
Los bilbaínos se librarán en los próximos cinco meses de las molestas obras de construcción de nueve parkings subterráneos. Las zanjas, vallas y ruidos continuos pasarán a ser 2.780 plazas de garaje. De ellos, cuatro aparcamientos están cubiertos y han dejado de ser en las últimas semanas un enorme agujero en plena calle.

Ahora apuran su recta final y se inaugurarán entre diciembre y febrero. Son los de las plazas Basterra, Campuzano, Atxuri y Escolapios.
Los principales beneficiados serán los vecinos de Abando e Indatuxu. Sumarán 1.585 nuevas plazas para residentes en  cinco parkings. Tras abrir los de Basterra, Campuzano y Escolapios, se inaugurarán los de Plaza Jado y Zabalburu, en abril de 2007.

Llevan el mismo camino los otros cuatro aparcamientos que se construyen actualmente. En Txurdinaga, el Jardines Garay estará acabado en enero; en Uribarri, el de la Campa de las Piedritas se finalizará en abril; en Atxuri, el de Hermanitas de los Pobres acabará en diciembre; y el de Amezola está previsto que se finalice el próximo mes de marzo.

El ambicioso plan de aparcamiento iniciado por el Ayuntamiento en 2003 llega así a su recta final. Para 2008 se habrán duplicado el número de plazas de garaje. En total, Bilbao contará para el año 2008 con 16.936 plazas para residentes y 3.550 de rotación, lejos de las 8.400  para residentes y 2.000 de rotación que tenía hace tres años.