El Puerto gasta 215.000 euros en un barco de la droga amarrado 8 años

Una docena de empresas rechazaron quedárselo para desguace, y desde 1997 hay que achicarle el agua y mantenerlo
La Autoridad Portuaria se ha gastado y ha dejado de ingresar 215.000 euros por el amarre y mantenimiento en aguas alicantinas del Mónica, un buque del narcotráfico con bandera de Bélice que las Fuerzas Policiales interceptaron el 25 de enero de 1997 por orden del juez Baltasar Garzón.

La embarcación quedó atracada en el Puerto hasta la celebración del juicio, en la Audiencia Nacional. Desde entonces, el barco ha generado un perjuicio económico al organismo que preside Mario Flores de  170.000 euros por su sostenimiento y otros 45.000 por gastos pagados en efectivo debido a arrastres, prácticos, inspecciones técnicas y achiques de agua.

El 30 de septiembre de 2003, el Ministerio Fiscal concedió su achatarramiento o desguace, pero la oferta no pareció rentable para ninguna de las 12 empresas que se interesaron, entre ellas la alicantina Recuperaciones Tolón y la asturiana Gijonesa de Desagües. El Ayuntamiento de L’Alfàs del Pi también tanteó reutilizar la narconave como arrecife ecológico, pero al final no lo hizo.

La mala suerte también ha perseguido al buque en las subastas. El 10 de marzo del año pasado salió a la venta por 34.000 euros, de salida, pero la puja quedó desierta. Y el 7 de julio, también de 2004, se ofreció a precio abierto, pero no fue nadie.

El barco, que ha cambiado varias veces de dársena, recala ahora junto al Instituto Marítimo Pesquero. Los Bomberos vuelven hoy a achicar agua en su interior.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento