Su empresa tiene 10.000 metros cuadrados dedicados a esta actividad en el municipio de Monda y es la única capaz de abastecer a toda Europa.

¿Qué es el pan ecológico?

Un tipo de producto que no tiene pesticidas, aditivos ni residuos químicos. Nuestro pan es sano y en su elaboración se cuida el entorno.

¿Qué beneficios reporta para la salud del cliente?

El pan procede de un trigo cultivado de forma ecológica. Está demostrado que consumiendo habitualmente alimentos ecológicos se reduce el riesgo de padecer patologías cancerígenas.

¿Este tipo de pan es más caro y difícil de encontrar?

Nuestra ventaja es que producimos a nivel industrial, por lo que el precio en fabricación es cinco céntimos de euro más caro que el normal. De cara al público, la barra de pan no sube más de diez céntimos. El problema está en que a los distribuidores les cuesta apostar por el pan ecológico. Pero ahora, con las campañas de productos ecológicos que lleva a cabo el Gobierno, esperamos que suba la demanda.

¿Y la bollería industrial, que tanto afecta al colesterol?

Hemos conseguido aligerarla al sustituir las grasas saturadas por lecitina de soja. La bollería normal tiene un 54% de materia grasa y la nuestra, sólo un 9%. Por lo que apenas aumenta los niveles de colesterol.

¿Hasta dónde llegan con este tipo de productos?

Distribuimos hasta Madrid. Pero también estamos vendiendo en Cataluña, Portugal e Italia. Y el próximo mes de febrero viajamos a Alemania, a la feria Biofach, como la única representación española.

BIO

Nació en 1934 en Milán (Italia). Su mayor afición es viajar por todo el mundo, especialmente visitar Marbella.