Los vecinos de varios barrios han declarado la guerra a los problemas de vandalismo y de trapicheo de drogas que han detectado, sobre todo por las noches, en algunos de los parques de la ciudad.

Tanto es así, que la Federación de Vecinos se reunirá con la delegación de Medio Ambiente «para pedirle que valle algunos y evitar que por las noches entren con coches y motos a trapichear», según el portavoz vecinal de seguridad, José Antonio Barba.

Esta situación se ha detectado en el parque Mar Azul de Nazaret, que es uno de los que más papeletas tiene para ser acotado. El de Enrique Granero de Patraix, que será remodelado el año que viene, es otro de los candidatos. Sin embargo, en este caso, la solución del vallado no convence a los vecinos de la zona. El presidente de la asociación, Toni Pla, explica que «somos más partidarios de que esté abierto al ciudadano las 24 horas. Es cierto que hay un grupo de dos o tres motos que van a toda pastilla por allí y por las calles peatonales, pero pensamos que con más iluminación y más vigilancia sería suficiente».

El problema se repite en los jardines de las plazas Julio Verne y Holanda (Creu Coberta), donde las motos acceden por la calle peatonal de los Pedrones «poniendo en peligro a los viandantes», según cuentan los vecinos. También allí han denunciado menudeo de droga.

El portavoz de la Federación explicó que ya comentó la iniciativa del vallado con miembros municipales y la vieron con buenos ojos: «nos dijeron que al menos en un par de parques sería viable. Dependerá de que haya presupuesto», dice Barba.

Dinos

... qué opinas de vallar parques

Cuéntanoslo en...

E-mail: nosevendevalencia@20minutos.es

Correo: Xàtiva, 15,  8.ª. 46002 Valencia

O en www.20minutos.es

Vándalos en Marxalenes y Rambleta

Los parques de San Marcelino (Rambleta) y Marxalenes, pese a estar vallados, son dos de los más afectados por el vandalismo. Bancos, papeleras y farolas rotas, además de pintadas, han provocado que los vecinos hayan solicitado más Policía, según José Antonio Barba. En el caso de Marxalenes, los vecinos dicen que «el problema es que es de fácil acceso y por las noches, pese a estar cerrado, es cuando se cuelan y lo dejan perdido».