Nueva L-5
Las nuevas estaciones de Alameda de Osuna y El Capricho han levantado expectación entre los vecinos (JORGE PARÍS) JORGE PARÍS
Muchos residentes, movidos por la curiosidad, aprovecharon el fin de semana para acercarse a hacer turismo por los nuevos vestíbulos y andenes.

 

La estación de El Capricho es funcional y discreta;Alameda de Osuna, es más luminosa y espectacular
 La estación de
El Capricho es funcional y discreta, en tonos rojos. El exterior está ajardinado, aunque todavía sin césped.

 

La otra parada, Alameda de Osuna, es más luminosa y espectacular. Varios carteles explican las obras de ampliación de la línea y del resto de la red.

En los andenes, había el viernes más gente saliendo que llegando al barrio.

El resto de la línea está mayoritariamente actualizada, pero hay estaciones en las que todavía no aparecen las nuevas paradas.

A pie de andén

Susana Garcés, 43 años. "Es la primera vez que uso la estación El Capricho. El cole de mi hija está aquí, y nosotros vivimos en Ciudad Pegaso. Esta parada nos viene muy bien. Yo trabajo en Callao y me resulta más cómodo cruzar la A-2 y coger aquí el Metro".

José María Gutiérrez, 48 años. "Ya era hora de que lo inauguraran. Es fabuloso. Mucha gente usará el Metro para ir a trabajar. Mi trabajo está en dirección contraria, pero no pienso volver a ir al centro en autobús; a partir de ahora, en Metro".

Ángeles Aparicio, 52 años. "La estación de Alameda está muy bien, es muy bonita. Vengo del trabajo en Metro desde Pueblo Nuevo, y antes, venía hasta Canillejas y luego en bus a casa. Me viene muy a mano; adiós a los atascos y al frío en la parada".