Una de las vías de solución, que han pedido los sindicatos sería comercializar la nueva versión de este modelo (que será 20 centímetros más largo, entre otros cambios) con un nombre diferente. Este proyecto se empezará a fabricar a finales de 2007, tal y como anunció el director de la empresa en España, Juan Antonio Fernández Sevilla, hace unos meses.