El periodista Juan Ramón Lucas, antes del juicio.
El periodista Juan Ramón Lucas, antes del juicio. EFE

El periodista Juan Ramón Lucas ha aceptado pagar una multa de 2.160 euros por un delito contra la seguridad vial después de que fuera interceptado por la Policía Local de Valencia cuando circulaba en coche sin puntos en el carné.

La sentencia es fruto de la conformidad alcanzada por las partes en el juicio rápido que por estos hechos ha tenido lugar en el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia.

"Asumo mi culpa. Conducir sin puntos es inaceptable", explicó el periodistaAl finalizar la vista, en la que debido a la conformidad no se ha practicado prueba alguna, el periodista ha declarado a los medios de comunicación que asume su "culpa" pero que desconocía que hubiera perdido los puntos.

"Obviamente, asumo mi culpa, así como el reproche social y la multa que lleva aparejado el hecho delictivo que he cometido, pero insisto en que, por negligencia o despiste, no he tenido constancia de que no tenía puntos. Si no, evidentemente no habría cometido esta irresponsabilidad", ha afirmado.

Ha indicado que perdió los puntos en 2010 y que esta situación le fue notificada en su domicilio en 2011, aunque asegura que no recibió la notificación "personalmente", de ahí que lo desconociera.

"Jamás habría conducido sin puntos, de saberlo", ha declarado, y ha dicho desconocer también los hechos por los que le quitaron estos puntos.

El periodista ha reconocido que el hecho de haber conducido sin puntos "es inaceptable" al tiempo que ha propuesto que su condena sirva de "enseñanza para todos, de reflexión sobre la importancia de concienciarse para no cometer imprudencias en la carretera".

"De mi condena me llevo una reflexión íntima y personal pero, sin entrar en el protagonismo de mi persona, me gustaría que sirviera de reflexión colectiva", ha insistido.

El periodista fue interceptado sobre las 12.30 horas del jueves en un control rutinario junto al Palacio de Congresos de Valencia y, tras pedirle la documentación, los agentes comprobaron que tenía retirados todos los puntos del carné de conducir, por lo que procedieron a inmovilizar su vehículo y a su traslado hasta la central de la Policía Local para la realización del atestado.

La resolución judicial ha sido anticipada oralmente en la sala y, por la conformidad de las partes, se declara firme, sin que contra ella quepa recurso alguno.