Lo hizo en su presentación oficial como candidato, en un acto en el que estuvo arropado por el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero. Según los cálculos de Sebastián, la campaña publicitaria cuesta 150.000 euros diarios, el dinero necesario para «contratar 800 policías más, construir 4.000 viviendas para jóvenes y crear 8.000 plazas de guardería». Así, se comprometió a no promover «ni una sola campaña más de publicidad y autobombo» si es alcalde.