Unos policías examinan el camino rural donde se han encontrado los cadáveres de cinco cazadores.
Unos policías examinan el camino rural en Grecia, donde se han encontrado los cadáveres de cinco cazadores. (Dimitris Dimitriou / EFE)

La Policía griega ha iniciado una investigación para esclarecer la muerte a tiros de cinco hombres que salieron de caza en una zona rural de la franja central de Grecia.

Cada uno tenía al menos dos heridas de escopeta


Los cuerpos de los cinco hombres (dos hermanos y tres primos de entre 17 y 33 años), fueron encontrados el sábado por la noche en la región de Kalyvia, cerca de la ciudad de Agrinio, a unos 280 kilómetros al noroeste de Atenas, según desveló este domingo la Policía.

Una de las víctimas, Alexis Nikolopoulos, de 17 años, hizo una llamada por su teléfono móvil a su padre, pero la conexión se interrumpió antes de que pudieran iniciar la conversación.

El padre de dos de las víctimas descubrió los cuerpos después de rastrear el área, y notificó la muerte de sus familiares a la Policía, según la primera versión.

El resto de víctimas fueron identificadas como Christos y Vassilis Nikolopoulos, Lambros Antressas e Ilias Pipas. Cuatro de los cuerpos fueron encontrados en un campo al lado de sus escopetas, y cada uno tenía al menos dos heridas de escopeta, según la versión policial.

Este es un delito sin precedentes; nunca nos hemos enfrentado a nada como esto (jefe de Policía regional del sur de Grecia)



El cuerpo de Alexis Nikolopoulos fue encontrado a 100 metros de distancia del resto de los cadáveres, justo al lado de un camino de barro.

"Todas las víctimas recibieron un tiro a bocajarro de manos del culpable o los culpables, cuya intención inequívoca era la de matarles", dijo el jefe de Policía regional del sur de Grecia, Vassilis Tsiatouras.

"Este es un delito sin precedentes; nunca nos hemos enfrentado a nada como esto", dijo Tsiatouras.