las huellas que deja la naturaleza
El caparazón de uno de los cangrejos de la exposición (A. González).
V isitar la exposición que le proponemos hoy es como entrar en una especie de parque jurásico. Hasta Navidades se puede ver en la sede de la Fundación Biodiversidad la exposición itinerante La escritura de los animales, que,  de forma pedagógica, busca sensibilizar al público sobre la necesidad y la importancia de conservar la biodiversidad de nuestros ecosistemas.

Dirigida, sobre todo, a niños y jóvenes, la muestra propone un recorrido por los campos y montes de nuestro país para descubrir quiénes son los habitantes de estos lugares y cuáles son los mensajes que nos legan con el tiempo. Las vitrinas ofrecen huellas reales dejadas por estos animales en los bosques mediterráneos y la costa atlántica, tales como cornamentas, cráneos o excrementos de ciervos o zorros, caparazones de tortugas, huevas de tiburón o la vértebra de un calderón. Además, hay un juego interactivo con el que los visitantes pueden conocer más secretos de esta escritura animal.

* Fundación Biodiversidad. Patio de Banderas, 16. De lunes a viernes, de 9.00 a 14.00 h. Gratis.