El ahorro en Catalunya derivado de la prescripción de medicamentos genéricos en 2005 fue de 145 millones de euros.

Éste es el resultado de sumar el menor precio de estas medicinas con igual composición pero más baratas, y el efecto a la baja que ellas tienen en el precio de referencia, según explicó a 20 minutos el gerente de Atención Farmacéutica y Prestaciones Complementarias del Servei Català de Salut, Antoni Gilabert.

Gilabert no quiere hablar de "ahorro", porque es dinero que se va a otras partidas. En todo caso, un "ahorro" que irá en aumento.

Cinco veces más que en 1999

El número de envases de genéricos prescritos en Catalunya se ha multiplicado por 5,53 en tan sólo seis años.

Salut cuenta que el 21% de los medicamentos recetados en 2006 serán genéricos
En 2000 suponían un 3,8% del total indicado y el Departament de Salut prevé terminar 2006 con un 21%.

En el mismo tiempo, la proporción del gasto farmacéutico destinado a esta partida ha pasado del 3,6% al 11%.

Menos gastos

Dicho de otra manera: de los 120 millones de cajas que se venderán este 2006, unos 25 millones son de genéricos, y de los 1.600 millones para medicinas, 176 se destinarán a medicinas baratas.

Gilabert explica esta evolución por la introducción de más genéricos porque han caducado más patentes.

Hay que tener en cuenta que estos productos más baratos con la misma fórmula no se pueden fabricar hasta que no transcurren 10 años desde la comercialización de la patente.

Orientación política

También se debe a la "política orientada de prescripción de genéricos", que ha tenido mejores resultados que en el conjunto de España. Y es que hasta 2003, los incrementos oscilaban en torno al 10%, pero desde el año 2004, el aumento se ha reducido a entre el 4 y 4,5%, «un punto por debajo del crecimiento estatal» (ahorro de unos 16 millones de euros acumulables).

Éxito contra las úlceras

El principio activo genérico más prescrito es el omeprazol . Un 85% de las cajas de este fármaco antiulceroso son baratas. Lo mismo sucede con la simvastatina .

Un 74% de estos tratamientos contra el colesterol son genéricos. En un futuro, Gilabert espera que en algunas fórmulas como las indicadas se pueda alcanzar el 100% de genéricos. Y para ello confía en que se continúe incentivando la prescripción de genéricos, que "entre pacientes y profesionales ha tenido buena acogida".