Ana Mato
Ana Mato, en el Senado. JuanJo Martín / EFE

El Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad ha planteado este jueves a las comunidades autónomas dos nuevos tramos de renta, entre los 18.000 y los 100.000 euros para aplicar el repago farmacéutico.

Así lo ha anunciado la ministra de Sanidad, Ana Mato, en rueda de prensa tras presidir el Pleno del Consejo Interterritorial de Salud al que han asistido los consejeros del ramo de todas las comunidades autónomas excepto el País Vasco.

Mato pretente hacer el repago "más progresivo" Sanidad ha trasladado así a las comunidades la disposición del Ministerio de Hacienda de introducir dos nuevos tramos de renta que quedarían establecidos en torno a los 36.000 y los 72.000 euros.

"Hemos trasladado la propuesta de Hacienda a las comunidades autónomas y ahora son ellas las que, en un plazo razonable, deben decidir si es conveniente establecer nuevos tramos para que sea más proporcional o dejarlo como está", ha explicado la ministra.

Mato ha admitido que el tramo de renta que va desde los 18.000 a los 100.000 euros es "muy amplio" y ahora, con el Ministerio de Hacienda, se ha confirmado que hay posibilidad de hacerlo "más progresivo" con estos dos tramos intermedios.

La ministra ha insistido, no obstante, en que son las comunidades autónomas las que tienen que decidir si dejan los tramos tal y como están en la actualidad o introducen alguna modificación.

No se suspenderán las subvenciones a trasplantes

Por otra parte, Mato también ha asegurado que el Gobierno no va a suspender ninguna subvención a las autonomías necesaria para mantener la cohesión nacional o garantizar los derechos y las prestaciones sanitarias en toda España.

"Bajo ningún concepto está previsto que se suspendan las subvenciones a la Organización Nacional de Trasplantes", ha subrayado Mato.

A preguntas de la prensa, la ministra se ha remitido al Ministerio de Hacienda, que el pasado miércoles desmintió que se vayan a retirar las ayudas públicas destinadas al sistema de donación y trasplante de órganos a las autonomías que no cumplan con el objetivo de déficit público.

Sobre si podrían suprimirse las subvenciones para otras políticas sanitarias o sociales, la ministra, que ha recalcado que no se tocarán las que se refieran a garantizar la cohesión sanitaria nacional, ha señalado que hay que cumplir las leyes y que todas las normas que regulan las subvenciones tienen excepciones y se analizarán "caso por caso".