Paseando entre agujeros
Imprescindible mirar al suelo cuando se pasea por aquí. (M. Vila)
Los vecinos de Bouzas esperan, tras años y años, una remodelación que no empezará hasta «el mes de enero», según el concejal de Urbanismo, José Manuel Figueroa. Se trata de la reforma del paseo de Valentín Paz Andrade, un camino que transcurre paralelo a la ría y que conecta, en la penumbra y a ritmo de socavón, la Zona Franca con Alcabre.

Los baches fueron tapados con vallas el pasado verano y así evitar algún traspié de más a los vecinos. Éstos optan por pasear los domingos por el circuito de bicis, que tiene un carril en cada sentido. Algo que no evita los resbalones, ya que como indican desde la asociación de vecinos, «cuando llueve, todo se pone fatal, aunque el saneamiento sea nuevo».

Cuando acecha la sed, deben prestar atención para dar con la fuente correcta. De dos que hay, sólo una funciona. «En realidad eran tres, pero una desapareció y no fue repuesta nunca más», explican desde la asociación.

Para ellos, además de los agujeros, «lo peor es que la zona está sin iluminar». Tras recibir muchas protestas, el Concello presentó al pleno, antes del verano, la necesidad de realizar una reforma, que, pese a estar aprobada, sigue encontrando obstáculos por el camino.

Más retrasos por un error

Un error en el pliego de condiciones del concurso de las obras es lo que ha provocado el último retraso, ya que, según confirmó a 20 minutos el concejal de Urbanismo, José Manuel Figueroa, «no se especificaba la necesidad de instalar el alumbrado». El caso sigue, de momento, en proceso de licitación, por lo que aún no está confirmado qué empresa será la que lleve a cabo las obras de remodelación del paseo.

El recorrido

Longitud: Alrededor de dos kilómetros de paseo. Desde Zona Franca hasta Alcabre. De interés: La playa de Bouzas y la ermita. Transporte:  Autobuses C3, L25, C15 A, B y C. Vistas: A la ría de Vigo. Población: Bouzas tiene cerca de 45.000 habitantes. Famoso: Por el mercadillo de los domingos.