En Vigo, Iseung Chan Kim es uno de los expertos en la materia.

¿Para qué se utiliza esta técnica oriental?

Se utiliza para tratar todo tipo de enfermedades, no sólo musculares, sino también orgánicas. Aquí la gente busca solución, sobre todo, para los problemas lumbares, cervicales y dolores crónicos. Pero con la acupuntura también se puede solucionar el tabaquismo, por ejemplo.

¿A quién se recomienda?

Se puede aplicar a cualquier edad, aunque los niños no vienen; prefieren ir al médico. Sin embargo, en personas jóvenes la mejora es más rápida y en mayores hacen falta más sesiones para notar cambios.

¿Producen dolor las agujas sobre la piel?

No. Es una técnica completamente indolora. Se pueden utilizar dos tipos de agujas y ambas son muy finitas, por eso no se nota nada.

¿Qué acogida tiene aquí?

Muy buena, aunque al principio algunos tienen miedo al dolor. Para ellos, hay otra técnica que es la digitopuntura, que consiste en presionar determinadas zonas del cuerpo para solucionar problemas de salud. En este caso no se utilizan agujas.

¿A partir de cuántas sesiones se nota mejoría?

Depende de la edad y de la dolencia, pero hacen falta varias sesiones. Los pacientes quieren notar los resultados desde el primer día y eso tampoco se puede.

Bio

Iseung tiene 64 años, es docente y experto en digitopuntura. Trabaja en Vigo desde 1998. Antes impartía clases de artes marciales.