Obama
El presidente de EEUU, Barack Obama, junto al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, tras su reunión en Jerusalén. Lior Mizrahi / Efe

Estados Unidos hará todo lo que sea necesario para impedir que Irán tenga armas nucleares, según aseguró, este miércoles en Jerusalén, el presidente Barack Obama, que también reconoció el derecho de Israel a defenderse por sus propios medios y la necesidad de un Estado palestino soberano.

Tras una reunión con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el presidente, Simón Peres, Obama apuntó que "todas las opciones están sobre la mesa para impedir que Irán tenga armas nucleares". No en vano, el programa nuclear iraní se ha convertido en el eje de esta primera visita a Israel del mandatario estadounidense como presidente.

Todas las opciones están sobre la mesa A pesar de que el pasado año la Casa Blanca freno las intenciones militares de Israel para dar tiempo a actuar a la diplomacia, en esta ocasión Peres se ha mostrado convencido de la determinación de EE UU contra el armamento nuclear iraní: "Estoy convencido de que el presidente Obama no lo permitirá", dijo.

Por otro lado, Obama reconoció que "la diplomacia es la mejor solución para todos". No obstante, Irán deberá "cumplir sus obligaciones internacionales" si no quiere que la comunidad internacional "incremente la presión", advirtió. "No tenemos una política de contención, es una de prevención", recordó al plantearse la pregunta de si "el liderazgo iraní sabrá aprovechar la oportunidad mientras aún hay tiempo".

Sin embargo, el primer ministro aseguró que "la diplomacia no ha producido resultados" porque, para hacerlo, debería "estar respaldada con una amenaza concreta de intervención miliar", una opción que, según comentaristas israelíes, podría haber sido concretada con Obama en privado para evitar una acción unilateral en los próximos meses.

No tenemos una política de contención, es una de prevención Aunque Obama pidió sopesar concienzudamente la posibilidad de una intervención, avaló el "derecho legítimo de Israel a la autodefensa" y reconoció que "no está en la misma posición que Estados Unidos (frente a esta amenaza)" por lo que "cómo líderes nuestra primera obligación es la seguridad de nuestros pueblos". Mientras, Netanyahu comparó las amenazas de Teherán de "borrar a Israel del mapa" con el Holocausto judío, con la diferencia de que "ahora tenemos el derecho y la capacidad de defendernos".

"Un Estado palestino soberano"

Por otro lado, Obama también hizo referencia a la necesidad de "un Estado palestino soberano" que conviva con "un Estado judío con su seguridad garantizada". Una solución que, dijo, cuenta con el apoyo de Israel, que está, según Netanyahu, "totalmente comprometido con la paz" por lo que espera que la visita del estadounidense les ayude "a pasar página en las relaciones con los palestinos"

Además, Obama, que se reunirá este jueves con el presidente palestino, Mahmud Abás, lamentó no haber "visto los progresos que nos hubieran gustado" durante los último dos años, pero destacó que "aún así hay algunos elementos de buenas noticias como que, incluso con lo que está ocurriendo en la región, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ha funcionado correctamente, en coordinación con Israel y con la ayuda de EE UU, para mantener la seguridad en Cisjordania".

El presidente estadounidense señaló que se han visto "algunos progresos en el desarrolló económico" de Cisjordania pero reconoció que no se ha alcanzado una solución que permita a los israelíes "salir del aislamiento en el que viven en la región" y a los palestinos "tener la sensación de que son dueños de su propio destino".