La Asamblea Nacional Francesa (el equivalente a nuestro Congreso de los Diputados), ha decidido que a partir de ahora los asambleístas trabajarán en sus escritorios con software libre, según cuentan en un artículo de PC Advisor y recogen en Barrapunto.

El sistema operativo de su escritorio estará, por tanto, basado en Linux y las herramientas que se utilizarán serán libres.

La iniciativa ha surgido a raíz de un informe encargado por el gabinete del Primer Ministro francés y elaborado por Bernard Carayon (un asambleísta).

En el informe, apoyado por mucho diputados, se afirma que el software libre conlleva una serie de libertades y capacidades que están muy lejos de lo que ofrece el software privativo.

La Asamblea tiene más de seis meses para adoptar el software libre, antes de las elecciones para la próxima legislatura, que tendrán lugor los días 10 y 17 de junio.

Mientras, en España, aunque no se utiliza el software libre a nivel nacional, sí que existen importantes defensores del mismo, como las Juntas de Andalucía y Extremadura.

Estas dos comunidades se encuentran entre los líderes mundiales en la implantación de software libre en administraciones públicas y educación.