La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. (Paco Campos / Efe)
La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. (Paco Campos / Efe) Paco Campos / Efe

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró el viernes que tras demostrarse la autoría de ETA en un reciente robo de armas en Francia "el proceso, desde luego, está abierto, pero es evidente que no hay avances".

Ausencia total de violencia

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, De la Vega recordó que desde el primer día el Gobierno advirtió de que el llamado proceso de paz "no avanzaría si no se constataba una ausencia total de violencia" y, añadió, "es evidente que robar pistolas es violencia".

Es evidente que robar pistolas es violencia

Preguntada por las consecuencias anunciadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, si se demostraba que ETA estaba detrás del robo de armamento, la vicepresidenta primera afirmó que "algunas se están viendo ya": la investigación, la determinación de la autoría, el intento detención de los culpables y su puesta a disposición judicial, enumeró.

"El Gobierno va a ser muy riguroso en constatar esa ausencia definitiva de violencia que es imprescindible", dijo la vicepresidenta antes de observar que, como se preveía, el proceso está siendo "largo, duro y difícil".