Su intención es conseguir que la Junta incluya en los presupuestos de 2008 la construcción de un centro de secundaria. Para ello, convocarán concentraciones y colocarán pancartas en diferentes lugares estratégicos, entre otros actos. Según sus previsiones, en 2009 más de 400 niños necesitarán el centro.