La niña, de Jaén, nació con una malformación congénita poco común en los ojos que le impedía ver.  El pasado 18 de octubre, su vida y la de su familia cambió.

La bebé recibió un trasplante de cornea en el hospital Reina Sofía de Córdoba, una operación atípica para su edad, la primera que se realiza en Andalucía y gracias a la cual ha recuperado parte de la visión de su ojo derecho. El injerto le ha permitido pasar de la ceguera absoluta a la distinción de formas y colores.

La abuela de Paula dice que es «un milagro». Su madre, Beatriz, que todo ha sido gracias a José Mª Gallardo, el doctor que la ha operado y la revisa cada semana. Ahora, Paula, «lo mira todo con mucha atención». La pequeña está a la espera de recibir un nuevo transplante para su ojo izquierdo.