Ejecutiva Federal del PSOE
El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, junto a los miembros de la Ejecutiva Federal del partido (de izda a dcha), María Gonzalez Veracruz, Patxi López, Óscar López, Elena Valenciano y Purificación Causapie. Zipi / EFE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha anunciado este lunes que en la reunión de la Ejecutiva del próximo jueves propondrá cambios internos de organización en el partido para evitar que vuelva a producirse un caso como el de Ponferrada. Hace dos semanas, saltó el escándalo cuando los socialistas de esta localidad castellanoleonesa se alzaron con la alcaldía después de presentar una moción de censura contra el anterior alcalde, para la que contaron con el apoyo de Ismael Álvarez, concejal independiente condenado por acoso.

La intención de Rubalcaba es reforzar el papel de todas las secretarías de Igualdad en las decisiones del partido "Pretendo impedir que un error como el de Ponferrada se vuelva a producir en mi partido" y para eso, ha dicho en una conferencia de prensa en Zaragoza, planteará distintos cambios organizativos para convertir el principio de igualdad en un instrumento, reforzando todas las estructuras en este ámbito en el partido y en los grupos en el Congreso y el Senado y a quienes las dirigen.

Aunque no ha especificado los cambios -"el jueves se lo diré", ha dicho-, ha considerado que en el caso de Ponferrada hubo un conjunto de errores que tienen que ver con decisiones y con una forma de organización y para que no vuelva a ocurrir, reforzará el papel de todas las secretarías de igualdad en las decisiones del partido.

Sin calendario para las primarias

Por otra parte, respecto al calendario de primarias para elegir al candidato a la Moncloa, ha indicado que no prevé ningún cambio y aunque ha subrayado que toda discusión interna es legítima, ha pedido a su partido un esfuerzo para hablar de lo que pasa en el país, porque "las cosas están cada vez peor". Ha puesto como ejemplo el cambio en el sistema de pensiones aprobado el pasado viernes por el Gobierno "sin hablar con nadie" y que es "muy regresivo" para los parados mayores de 50 años cuando es un sector muy vulnerable.

"Todo el mundo sabe que cuando tu empresa te echa y tienes 57-58 años, lo tienes muy mal, y si además el Gobierno te lo dificulta, mucho peor", ha dicho Rubalcaba, quien ha insistido en que el Ejecutivo no puede "romper unilateralmente" un sistema acordado por partidos políticos, sindicatos y empresarios y en que el PSOE presentará un recursos de inconstitucionalidad si vulnera algún aspecto constitucional.