Monedas de dos euros
Monedas de dos euros. ARCHIVO

Los trabajadores españoles vieron disminuir un 4,3% su salario en el cuarto trimestre de 2012 respecto al mismo periodo del año anterior, lo que representa el ajuste más duro entre los países de la UE, donde los sueldos registraron un incremento medio del 1,4%, idéntico porcentaje al de la subida media de los salarios en la zona euro, según demuestran los datos publicados por Eurostat.  

Junto a los españoles, sólo los trabajadores eslovenos vieron disminuir sus salarios, aunque en su caso fue un 1,7% De hecho, de los veinticinco países de la UE cuyos datos estaban disponibles, puesto que Grecia y Portugal no presentaron a tiempo sus estadísticas, además de los españoles, sólo los trabajadores eslovenos vieron disminuir sus salarios, aunque en su caso esta descenso fue del 1,7%.

Por contra, los trabajadores de países como Rumanía y Estonia vieron mejorar sus salarios un 7,6% y un 6,6%, respectivamente. Asimismo, entre las principales economías de la eurozona, los asalariados de Alemania, Francia o Italia, vieron aumentar sus sueldos un 3,3%, un 2% y un 0,7%, respectivamente.

Al incorporar el componente extrasalarial, que en España bajó un 0,5% en el cuarto trimestre, los costes laborales por hora trabajada en el país bajaron más de un 3%, el mayor descenso de toda la UE, por delante de Eslovenia, con una caída del 2,1%.

En el lado opuesto, los costes laborales aumentaron un 7,6% en Rumanía y un 6,7% en Estonia, mientras que entre las principales economías de la eurozona subieron un 2,9% en Alemania y un 1,8% en Francia.