Ordenan el ingreso en prisión del 'Robin Hood de los bancos' porque no se presentó al juicio

  • El juez ordena la búsqueda y captura de Enric Duran, que no se presentó ante la Justicia "reiteradamente".
  • El activista barcelonés contrató más de 490.000 euros en créditos bancarios y destinó el dinero a iniciativas sociales.
  • Se enfrenta a 8 años de cárcel en un proceso judicial iniciado por 16 acusaciones particulares de entidades bancarias.
Enric Duran, conocido como Robin Hood de los bancos.
Enric Duran, conocido como Robin Hood de los bancos.
ALBERT SALAMÉ/ACN

El juez ha ordenado el ingreso a prisión de Enric Duran, el activista conocido como 'Robin Hood de los bancos'.  La Audiencia de Barcelona ha ordenado su búsqueda y captura dado que Duran ha eludido "reiteradamente" presentarse ante la Justicia. Se enfrenta a ocho años de cárcel porque logró 492.000 euros en créditos bancarios que nunca devolvió y que entregó a entidades sociales.

El tribunal ha emitido ya la orden de búsqueda y captura del Robin de los bancos en todo el territorio español y no descarta ampliarla al extranjero si en los próximos días no dan con el acusado. Además, el Estado se ha quedado con los 50.000 euros de fianza que abonó la madre de Duran en 2009 para que su hijo no cumpliera prisión preventiva.

La Audiencia considera que ha agotado todos los recursos para dar con Duran y que se cumpla el juicio. Según el escrito del tribunal, al que ha tenido acceso Catalunya Informació, el juez tilda de "burla" la actitud del acusado, que todavía no ha escogido abogado.

Escondido

Enric Duran exponía en una entrevista publicada en su blog que está escondido pero que sigue con su actividad "conectado a Internet". Duran declaraba el pasado lunes a Diari El Triangle que su actuación "permite generar debate y cuestionar y también mostrar que las personas y la sociedad tenemos vías a través de la desobediencia para cuestionar algo que de otra forma no podríamos hacer".

El activista de Vilanova i la Geltrú (Barcelona), se enfrenta a una pena de 8 años de prisión. En su escrito de conclusiones provisionales, el fiscal recoge que el Robin Hood de los bancos aparentó ser solvente y fingió tener trabajos que no tenía para conseguir créditos de 39 entidades bancarias. Según Duran, lo hizo para denunciar la especulación del sistema bancario y destinó el cerca de medio millón de euros que consiguió a iniciativas sociales.

La fiscalía y hasta 16 acusaciones particulares lo acusan de "constituir empresas y confeccionar nóminas que no se correspondían con la realidad" para conseguir que le concedieran los créditos. En estos documentos se hizo pasar, por ejemplo, por director comercial o informático con sueldos holgados. Por estos hechos, piden que lo condenen a 6 años de prisión por un delito continuado de falsedad documental mercantil.

Además, también lo acusan de haberse desprendido de todo su patrimonio con la intención de que los acreedores no pudieran embargarle nada para resarcir la deuda. La acusación pública recoge que "se desprendió de sus propiedades y se colocó en situación de insolvencia" entre el 2007 y el primer semestre del 2008.

Según las acusaciones, vendió su piso de Barcelona y vendió tres fincas rústicas en Tarragona. Por estos hechos, le piden la pena de 2 años de prisión por un delito de insolvencia punible.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento