Investigadores del crimen de Rocío afirman que King es el asesino y actuó solo

«Como el cazador al acecho de su presa».
Tony King, único acusado del asesinato de Rocío, tomando notas durante la sesión de ayer del juicio (R. D. / EFE).
Tony King, único acusado del asesinato de Rocío, tomando notas durante la sesión de ayer del juicio (R. D. / EFE).
Así se sentía Tony King cuando abordó a Rocío Wanninkhof con un cuchillo para agredirla «sexualmente». El instructor del atestado tras la detención del británico en 2003 revivió ayer en el juicio la confesión que entonces ofreció King. Un presunto asesino que declaró «entusiasmado, bebiendo una Coca-Cola», y que nunca fue amenazado por los agentes de la Guardia Civil.Todas las declaraciones de ayer –cuatro agentes– le señalaron como único culpable del crimen y no hallaron pruebas que impliquen a «terceras personas».

Por su parte, investigadores del caso en 1999 coincidieron en señalar «la rabia y el ensañamiento» del agresor al asestar ocho puñaladas «tan centradas» en la espalda de Rocío. También corroboraron que en el lugar donde se halló el cuerpo se encontró una pegatina de las que fueron usadas en la búsqueda de la joven y que no se localizaron las bragas de la joven entre sus objetos personales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento