Vaticano
Restauradores del Vaticano limpian las columnas de la plaza de San Pedro. Claudio Peri / EFE

Un total de 90 personas, entre ellas los cocineros, limpiadores, floristas, médicos y sacerdotes que participarán en el Cónclave (aparte de los cardenales), prestaron juramento este lunes con el que se comprometen a guardar secreto sobre todo lo que suceda en la asamblea.

El juramento se efectuó a las 17.30 horas local en la Capilla Paulina, de la que saldrán los 115 cardenales que elegirán en la Capilla Sixtina al sucesor de Benedicto XVI.

"Todos los que participen en el próximo cónclave, ya sean eclesiásticos o laicos, aprobados por el cardenal camarlengo y los tres cardenales asistentes, tendrán que prestar el juramento previsto en la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis" (sobre la Sede Vacante y la elección del Romano Pontífice", señaló la Oficina de Celebraciones Litúrgicas en la convocatoria.

Juraron un total de 90 personas, según informó el portavoz vaticano, Federico Lombardi. Entre ellas, lo hicieron los religiosos que se encargarán de las confesiones en diferentes idiomas, los médicos y los enfermeros, los empleados de los ascensores, el personal encargado de la comida y la cocina y de la limpieza o el personal de la floristería y de los servicios técnicos.