Funcionarios
Imagen de archivo de unos trabajadores públicos de Hacienda atendiendo a las personas que presentan la declaración de la Renta. Fernando Alvarado / EFE

La crisis, la reforma laboral y especialmente el recorte de sueldos aplicado a los trabajadores del sector público —que además de varios descensos en sus salarios esta Navidad se quedaron sin paga extra— ha producido que el coste por hora trabajada en nuestro país caiga el 3,1% en el cuarto trimestre de 2012 con respecto al mismo periodo de 2011, según el Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) que publica este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Si se suprime el efecto de calendario y estacionalidad —la diferencia de días hábiles que presenta un mes en distintos años— el coste por hora presentó la misma tasa negativa.

Como vaticinando estas cifras, la CEOE  defendía hace poco más de un mes que los costes laborales debían continuar descendiendo como medida clave para "mejorar la competitividad" y con ella recuperar la senda del crecimiento económico y la "creación de empleo".

La Educación y las actividades inmobiliarias presentan caídas superiores a la media Según los datos de la oficina de estadística, el coste por asalariado de los trabajadores de la Administración Pública, los cuerpos de seguridad y el personal de la Seguridad Social bajó un 15,4%, es decir, fue el sector donde más se redujeron los costes.

Le siguieron las actividades sanitarias y de servicios sociales, con una disminución del 9,9%; la educación sufrió un descenso del 5,3%; las actividades inmobiliarias, del 4,3% y el suministro de agua, actividades de saneamiento, gestión de recursos y descontaminación, del 3,6%.

También bajaron los costes en las actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento (2,2%), información y comunicaciones (1,1%), transporte y almacenamiento (1%) y las financieras y de seguros (0,6%).

Por el contrario, el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado registró la mayor subida, del 9,9% interanual.

En las industrias extractivas los costes laborales aumentaron el 9,7%; en la industria manufacturera el 1,6%, en el transporte y almacenamiento, el 1,5% y en las actividades profesionales, científicas y técnicas así como en la construcción subieron el 0,9% respectivamente.

El principal objetivo del Índice de Coste Laboral Armonizado es proporcionar una medida común, comparable y oportuna de los costes laborales para toda la Unión Europea que permita un seguimiento de la evolución de los mismos.