La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una condena de doce años y seis meses de prisión para el acusado de la muerte de María Teresa Inguanzo Alonso, de 75 años, que falleció en septiembre de 2011 en el Hospital Central de Asturias (Oviedo) tras ser víctima de una agresión en Inguanzo (Cabrales).

La vista oral se celebrará ante un Tribunal del Jurado en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, a partir de este lunes, 11 de marzo, a las 10.00 horas. El acusado se encuentra en prisión provisional por esta causa, según ha informado la Fiscalía.

La Fiscalía considera que, el 30 de agosto de 2011, el acusado, F.H.G., nacido en 1960, comenzó a trabajar para el propietario de la finca colindante con la vivienda de María Teresa Inguanzo Alonso, ubicada en Inguanzo, Cabrales, para desarrollar labores de jardinería.

Sobre las dos y media de la tarde del 1 de septiembre de ese mismo año, cuando el acusado estaba sacando una rejilla de la finca, sostuvo una acalorada discusión con María Teresa Inguanzo, con la que había tenido un enfrentamiento verbal días antes.

F.H.G. accedió a la terraza en la que se encontraba la mujer con un rastrillo metálico en la mano, de los usados en jardinería, con tres pinchos en uno de sus extremos, y golpeó con él reiteradamente a la mujer. Una vez que ésta se encontraba en el suelo lanzó sobre ella al menos tres tiestos llenos de tierra. Uno de ellos, de plástico, le impactó en la cabeza.

A continuación, el acusado lanzó el rastrillo sobre el tejado de la vivienda de María Teresa Inguanzo, volvió a la finca en la que trabajaba para colocar la rejilla que había retirado y guardar las herramientas, y regresó a su casa. Allí se cambió de ropa y, sobre las cuatro menos cinco de la tarde, se presentó en el puesto de la Guardia Civil de Carreña de Cabrales para confesar los hechos.

María Teresa Inguanzo fue trasladada en helicóptero al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde falleció a las siete y cuarto de la tarde del 1 de septiembre de 2011.

La Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito de homicidio del artículo 138 del Código Penal, con la atenuante de confesión. Además de la pena de prisión, con inhabilitación absoluta durante el tiempo de la condena, el Ministerio Público solicita que se imponga al acusado el pago de las costas procesales y la obligación de indemnizar a cada uno de los dos hijos de la fallecida con 70.000 euros (140.000 euros en total).

Consulta aquí más noticias de Asturias.