El líder de la corriente Abrente, en el seno del BNG, y viceportavoz parlamentario del Bloque, Carlos Aymerich, ha criticado que la formación frentista "ya no es la casa común del nacionalismo" en alusión a la deriva soberanista de la organización y el nuevo rumbo que toma con Xavier Vence, que será elegido como portavoz nacional de la Asemblea del 17 de marzo.

"No es nuestro candidato, como es sabido, es el candidato de un grupo de colectivos y personas del BNG que lo promueven: la UPG, el Movemento ao Socialismo e independientes; seguramente la mayoría, es quien lo propone, pero bueno, no siendo nuestro candidato si va a ser portavoz nacional, espero que sea el portavoz nacional de todos", ha apuntado Carlos Aymerich en una entrevista de la Cadena SER, que recoge Europa Press.

Tras dejar claro que no comparte el rumbo soberanista adoptado por el BNG "que se reflicte en las tesis" y "que se vio en la manifestación del domingo pasado", ha avanzado que Abrente se quedará "en segunda fila" en la nueva etapa que abre el BNG con el economista Xavier Vence al frente. Aunque "si los hechos demuestran que sí hay un cambio" para "recuperar la unidad", ha agregado: "Nosotros vamos a estar ahí".

"En los bancos ya no dan crédito, nosotros tampoco; acreditamos los hechos, no las palabras", ha sentenciado Carlos Aymerich, mientras ha recalcado que cree que "es democrático" que la UPG tome las decisiones que considere oportuno.

"No es nuestra línea ni opción", ha afirmado sobre la lista encabezada por Xavier Vence, pero ha justificado que quien defiende esta línea "tiene derecho a llevarla adelante, sin ningún tipo de atrancos".

"no es el momento de dar más lata interna"

A pesar de que Aymerich ha apuntado que "no es el momento de dar más lata internamente e insistir en confrontaciones", ha reprochado que "ya no es sólo una cuestión de textos, es el texto y el contexto y la impresión que se está dando que es una especie de vuelta a atrás". "Noto mucho cansancio y la gente no quiere más confrontación, de eso somos conscientes y no vamos a contribuir a eso", ha apostillado el viceportavoz parlamentario del BNG.

"Si hay un viraje que, desde nuestro punto de vista, y ya sé que esto puede ser discutido, lo que hace es que el nacionalismo retroceda a posiciones de hace 30 años pues no se nos puede pedir que lo compartamos", ha proseguido.

En contraposición, ha defendido acercar posturas con Anova y Compromiso por Galicia, pero "sobre todo" aproximarse "a mucha gente que en este momento quiere una alternativa real, nacionalista y de izquierdas al PP".

"A mí me duele, pero el BNG ya no es la casa común del nacionalismo desde Amio", ha censurado Aymerich, a la vez que ha abogado por que "tendrá que haber fórmulas nuevas" para colaborar, porque no cree que la gente que se marchó del BNG vuelva.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.