Una manifestación liderada por el secretario general del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y exalcalde del Coronil, Diego Cañamero, recorrió este sábado las calles del municipio de la campiña sevillana para pedir al Ayuntamiento la rotación de la bolsa de empleo en el servicio de recogida de basuras, motivo desencadenante de la huelga de basuras que vive el municipio desde hace 60 días.

Cañamero, que ha cifrado en "más de mil personas" las participantes en esta manifestación, acusó al terminar la misma al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, de "querer acabar con una huelga legal mediante decreto con 'servicios mínimos' que suponen el cien por cien de la recogida de basuras".

Asimismo, ha criticado que el Gobierno andaluz, durante los 60 días que dura la huelga, ha estado "negándose a negociar" y "apoyando al alcalde —el socialista Jerónimo Guerrero (PSOE)— para que no lo haga", subrayando que él mismo, como portavoz nacional del SAT, está "dispuesto al diálogo en el momento que el presidente disponga".

Mientras, el Ayuntamiento de El Coronil se encuentra a la espera de que la empresa pública Tragsa acuda al municipio para comenzar a "hacer cumplir los servicios mínimos" de la huelga.

El alcalde ha indicado en declaraciones a Europa Press que desde el Ayuntamiento ya se han realizado los trámites pertinentes para instar a Tragsa a que preste los servicios mínimos de recogida de basuras, dado que cuatro de los cinco operarios que prestan este servicio están de baja médica y el Ayuntamiento se ve "incapaz de garantizar la seguridad" de los empleados de una empresa externa tras los "altercados" que se han producido anteriormente.

Cabe recordar que el pasado miércoles Tragsa actuó en El Coronil dejándolo nuevamente "limpio" tras la declaración de situación de riesgo sanitario por parte de la Consejería de Salud y Bienestar Social, que por segunda vez había ordenado revertir la acumulación de basura en la localidad. La actuación se produjo escoltada por "unos 90 guardias civiles", aunque no se produjeron incidentes, según explicó el alcalde.

Guerrero ha resaltado asimismo que, una vez se comiencen a cumplir los "servicios mínimos" en la huelga de basuras, está dispuesto a sentarse con el sindicato que promueve el paro en el servicio.

El conflicto de la basura

La convocatoria de esta huelga indefinida en el servicio de limpieza urbana de El Coronil responde a la anulación de una bolsa de empleo asociada a este servicio público prestado directamente desde el Consistorio. Guerrero afirma que la anulación de esta bolsa de empleo responde a la tasa cero de reposición de efectivos estipulada para las administraciones por los Presupuestos Generales del Estado (PGE) tanto para 2012, como para 2013, así como por acuerdo propio del Ayuntamiento. Asimismo, el alcalde esgrime que hay fórmulas para redirigir las personas inscritas en esta bolsa de empleo hacia otros programas de la misma naturaleza.

Diego Cañamero, exalcalde de El Coronil y líder del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), organización que promueve la huelga, no comparte estos argumentos y alega que "el alcalde ha hecho 18 contratos en los últimos seis meses con fondos municipales y pretende cargarse una lista de 12 años de antigüedad, —en referencia a la bolsa de empleo—, para meter a los suyos". En paralelo, ambas partes se acusan mutuamente de impedir el cumplimiento efectivo de los servicios mínimos, porque también discrepan en la interpretación de los mismos.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.