La Policía Local de Santander detuvo el pasado sábado a tres conductores que duplicaron la tasa permitida de alcohol y denunció a otros dos que dieron positivo en un control.

A dos de los detenidos se les interceptó y se les solicitó la realización de la prueba de la alcoholemia después de haber cometido una infracción contra las normas de circulación, la primera a las 9.10 horas en la calle Santa Lucía y a las 16.30 en la Avenida de Nueva Montaña, según ha informado en un comunicado la Policía Local.

En ambos casos, el vehículo de los detenidos fue llevado al depósito municipal de Candina.

La siguiente detención, se produjo en un control preventivo de alcoholemias en la calle Castilla a las 5.10 horas.

A lo largo del día de ayer, la Policía Local realizó la pasada madrugada dentro de estos controles 32 pruebas de alcoholemia, tres de ellas positivas, incluida la que acabó con la detención. El vehículo del conductor también fue llevado a Candina.

Además, en la tarde-noche de ayer los agentes denunciaron a 26 personas, seis de ellas menores, por consumir alcohol en la calle, y a un bar del Río de la Pila por rebasar la hora de cierre.

Un residente de una vivienda que hizo ruidos de madrugada y el propietario de un vehículo con la música alta también fueron denunciados la pasada madrugada.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.