La Audiencia Provincial de Toledo juzgará este martes a A.A.S., de 25 años de edad, para quien la Fiscalía pide cuatro años de cárcel por un delito de tráfico de drogas, después de que en enero de 2006 fuera interceptado por la Guardia Civil cuando portaba 33 pastillas de a derivados anfetamínicos.

Según el escrito de acusaciones, al que ha tenido acceso Europa Press, en la noche de Reyes de 2002, la Guardia Civil dio el alto a un vehículo para un control selectivo en el término municipal de Bargas.

Durante el control, el acusado sacó del interior de su ropa una bolsa que contenía 33 pastillas con anfetamina y la lanzó a pocos metros de donde se encontraba intentando no ser visto.

Las pastillas, que el acusado pretendía suministrar a terceras personas, estaban distribuidas en cinco paquetes con un peso total de 6.39 gramos y una riqueza del 26 por ciento, y hubieran alcanzado en el mercado un valor de 198 euros.

Por estos hechos, el fiscal pide la pena de cuatro años de cárcel y una multa de 500 euros.

Consulta aquí más noticias de Toledo.