Más de 2.000 personas secundaron las dos manifestaciones, por un lado de CC.OO. y UGT y por el otro de la CIG, que se han centralizado en Ferrol para conmemorar el 10 de marzo, el Día de la Clase Obrera Gallega, y en las que se ha protestado por las políticas de ajuste y el crecimiento del paro y se han reclamado soluciones a la crisis del sector naval.

El 10 de marzo recuerda a Amador Rey y Daniel Niebla, dos trabajadores de la antigua empresa naval pública Bazán, en Ferrol, que fallecieron por disparos de la Policía en 1972, durante protestas laborales. Hoy los sindicatos centraron sus principales actos en una comarca que registra una tasa de paro del 28'5 por ciento y en la que la crisis del sector naval, ante la falta de carga de trabajo en Navantia, ha provocado el despido de más de 2.000 trabajadores de empresas auxiliares en el último año.

En este escenario, representantes de CC.OO., UGT y USTG participaron a las 11.00 horas en la ofrenda institucional que se desarrolla junto con la corporación municipal del Ayuntamiento de Ferrol —excepto los ediles del BNG— ante el monumento a Amador y Daniel.

Al inicio del acto, se escucharon algunas protestas de participantes dirigidas al regidor ferrolano. En su intervención, José Manuel Rey Varela (PP), ha elogiado la lucha obrera por derechos económicos y sociales porque "ha repercutido en la comarca" y ha agradecido las movilizaciones del sector naval que "han favorecido la toma de decisiones sobre este sector estratégico".

Así, ha defendido la "unidad de acción" institucional, de los agentes socioeconómicos, políticos y de la ciudadanía en general para "conseguir para todos un futuro mejor".

"seis millones de razones"

A las 12.00 horas, se inició la movilización de CC.OO. y UGT, que estuvo encabezada por una pancarta con la frase 'Contra el paro, seis millones de razones', y que ha coincidido con las protestas de la Confederación Europea de Sindicatos (CES). Arrancó en el monumento al 10 de marzo, en el barrio del Inferniño, y finalizó ante el Ayuntamiento en la plaza de Armas. En la cabecera estuvieron presentes los secretarios generales en Galicia de CC.OO., Xosé Manuel Sánchez Aguión, y de UGT, José Antonio Gómez.

De hecho, Sánchez Aguión ha recordado que "hay seis millones de razones y 300.000 en Galicia para decir que esta situación cada vez es más dramática e insostenible" y que, cuando "no hay ninguna familia que no esté afectada por el paro", "las políticas de ajuste solo empobrecen más y llevan a un túnel sin salida".

Además, ha denunciado la situación de "incertidumbre" que vive el sector naval y que podría generar una "situación sin salida". Así, ha reclamado al Gobierno "que no juegue con los trabajadores" y que "pase de las palabras a las acciones", tanto en la carga de trabajo como en la construcción del dique flotante.

Las protestas del 10 de marzo han coincidido con las movilizaciones celebradas en contra de las políticas de ajuste, unas medidas que José Antonio Gómez ha tildado de "inútiles", "fracasadas" y "estériles", porque solo traen "más miseria, pobreza y desigualdad", como reflejan las cifras de paro. "300.000 personas en Galicia de los que casi 120.000 ya no reciben prestaciones", ha resumido.

Ante esto, ha pedido "políticas que impulsen el crecimiento" y ha defendido "un pacto económico y social en la UE" para evitar que la recesión de los países europeos del sur se extienda "como una mancha de aceite al conjunto de Europa".

Medidas para ferrol

Centrado en la ciudad departamental, ha criticado la "falta de respuesta de los poderes públicos", que "miran para otro lado" a pesar de tener de las "tasas de desempleo y exclusión más altas de Galicia" y ha reclamado a Xunta y a Gobierno central "políticas públicas para incentivar sectores estratégicos".

"Si no es así, el conjunto de la ciudadanía va a echar a estos políticos a donde tienen que estar, en la oposición", ha advertido el sindicalista de UGT.

En la manifestación también estuvieron presentes trabajadores de la empresa eólica Alstom, de As Somozas, que acaba de anunciar su cierre y el despido de sus 63 trabajadores.

15.000

En toda galicia

Desde UGT y CC.OO., han cifrado en "casi 15.000 personas" las que participaron en las nueve protestas —en las siete ciudades gallegas junto a Burela y Vilagarcía— convocadas este domingo en Galicia. Han servido para exigir políticas que reactiven la economía y creen empleo, y regeneración democrática.

En la capital gallega, unas 200 personas se manifestaron pasadas las 12.00 horas bajo la lluvia desde la Alameda hasta la Praza de Praterías.

Por parte de UGT-Santiago, Juan Carlos Fernández ha reclamado "una carta social europea de verdad", ante la "permanente agresión al Estado de Bienestar"; y, por CC.OO., Juan Granados, ha pedido "regenerar la democracia y dar un vuelco a la reforma laboral".

Las protestas gallegas de este domingo se enmarca en las más de 60 manifestaciones que ha habido a nivel estatal como previa a la jornada de lucha europea que ha convocado la CES para los próximos 13 y 14 de marzo en todos los países de la UE. Además, coincidiendo con la Cumbre de Primavera se producirá una gran concentración de todos los sindicatos europeos en Bruselas.

La cig reclama más soberanía para galicia

Por su parte, la CIG se ha manifestado en Ferrol bajo el lema 'Nación y soberanía', en una protesta que se inició a las 12.30 horas en la Avenida de Esteiro y finalizó ante el monumento al 10 de marzo. Estuvo secundada por cerca de 800 personas.

Su secretario xeral, Suso Seixo, ha lamentado que la situación cada vez va a "empeorar más en vez de mejorar" debido a unas políticas "que no están pensadas para beneficiar a la mayoría social sino a unas minorías, los banqueros y los especuladores", que "siguen teniendo beneficios" cuando "los demás solo tienen más pobreza y más exclusión social". Es por ello que ha abogado por "la movilización" como respuesta a esta situación.

En clave local, ha lamentado las "malas perspectivas" del sector naval y las ha atribuido a que el PP en Galicia y en el Ejecutivo estatal "nunca quiso afrontar la situación del sector, porque siempre aparecieron grandes planes de diversificación que nunca se llevaron adelante".

"El sector naval de Ferrol es puntero y tendría muchas posibilidades de ser competitivo en la UE si tuviese un apoyo que no tiene de la Xunta y el Gobierno", ha observado.

Por otra parte, Alternativa Galega de Esquerda (AGE), a través de un comunicado, ha defendido que la clase obrera gallega sigue luchando por los mismos objetivos que en 1972, entre los que ha citado "el derecho a la negociación colectiva de ámbito gallego", "condenada a muerte" por la última reforma laboral. Asimismo, ha advertido de un "retroceso en la calidad de vida y en los derechos de los trabajadores" que sitúan "a la clase obrera cerca de los niveles de los años 80".

7.000

En toda galicia

Aunque el de Ferrol ha sido el acto central convocado por la CIG, un año más, la manifestación más numerosa ha sido la de Vigo, donde unas 2.500 personas —según el sindicato— han reivindicado los derechos de los trabajadores a "trabajar" y "no a emigrar".

Precisamente, ésta ha sido una de las reclamaciones realizadas por las 200 personas que recorrieron este domingo las calles de Santiago en una marcha que ha tenido como lema 'A clase obreira galega pola soberanía nacional e o socialismo'.

En declaraciones a Europa Press el secretario comarcal de la CIG en Compostela, Anxo Noceda, ha calificado de "dramática la situación laboral en Galicia" y, concretamente, en la comarca de Compostela, donde "poco falta para superar los 10.000 desempleados". "Una de cada diez personas de la comarca está en paro", ha lamentado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.