La Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha destacado la capacidad del patrimonio cultural de la pesca de la provincia de Málaga para impulsar la diversificación social y económica de los municipios que se asientan a lo largo del litoral.

Esta información forma parte de la 'Guía del Patrimonio Cultural de la Pesca en Andalucía', editada por la Consejería, en la que se pone de manifiesto la apuesta de la Junta de Andalucía por la diversificación del sector pesquero mediante la fusión de su actividad tradicional con el turismo, la puesta en valor de su cultura y la divulgación de las formas de vida que han mantenido, generación tras generación, los habitantes de esta zona.

En el caso de la provincia de Málaga, la publicación destaca los municipios de Estepona, Marbella, Fuengirola, Málaga, Vélez-Málaga y Caleta de Vélez.

Entre los elementos que conforman el patrimonio arquitectónico característico de estos municipios destacan los faros de Punta Doncella, en Estepona, y las siete torres almenaras que se extienden a lo largo de los 21 kilómetros de costa de este municipio, que cuenta, además, con la Torre de Saladavieja, del siglo XVI; la Torre de Arroyo Vaquero, la del Padrón o Paredón, la de Baños, la de Velerín, Saladillo y Desmochada.

En Marbella, otro de los municipios del litoral malagueño, se encuentran el Faro de Marbella, de mediados del siglo XIX, y las torres vigías conocidas como Las Bóvedas, la Torre Río Real, la del Ancón, la del Duque, la del Lance de las Cañas y la de Los Ladrones.

Además, en Fuengirola se encuentran elementos de importancia arquitectónica como el Castillo de Sohail, mientras que en la ciudad de Málaga destaca el Faro de Málaga, conocido como La Farola, y las torres vigías de finales del siglo XV y comienzos del siglo XVI como la Torre de Las Palomas, la de Atabal, la de los Verdiales y la Torre del Prado o de la Vega. En Caleta de Vélez, este patrimonio se caracteriza por un conjunto de torres vigías como la de Chilches, la de Lagos, Torre Manganeta, Ladeada, Derecha y Torre Jaral.

Este patrimonio arquitectónico se completa con otros enclaves como el Museo etnográfico municipal 'Aperos del Campo y Mar', en Estepona, que cuenta con una exposición de más de 2.000 objetos de interés etnográfico, los puertos pesqueros y lonjas, los mercados municipales de abastos y los característicos barrios pesqueros.

Patrimonio etnológico

Por otro lado, la publicación se hace eco del patrimonio etnológico de estos municipios costeros de la provincia del que forman parte industrias conserveras como la de Estepona, las artes de pesca y embarcaciones tradicionales como la Pesca de Boliche para capturar pequeños ejemplares de ciertas especies.

Asimismo, destaca la barca de jábega, la embarcación malagueña característica. Su presencia es inevitable en las antiguas imágenes de la playa de Málaga. En la capital, se encuentra, además, el Museo de Artes Populares, que concede al visitante la oportunidad de realizar un viaje por las costumbres malagueñas y adentrarse en la sociedad del siglo XVIII, XIX y XX.

El Patrimonio ambiental y arqueológico es otro de los factores que conforman el patrimonio cultural de la Pesca en la provincia con enclaves tan destacados como la Axarquía, un paisaje de acantilados y calas, frontiles y torres vigías, playas, huertas, tradición y turismo. En Marbella se localizan las Termas romanas de Las Bóvedas, un edificio termal de época romana considerado de los más singulares que se conservan en el territorio español de esta cronología, según han informado desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

En Fuengirola destaca el Yacimiento Romano de las Termas de Torreblanca y en Málaga se localizan los restos arqueológicos del Rectorado de la Universidad de Málaga, que, desde su fundación, se convirtió en un importante puerto comercial en el Mediterráneo.

Consulta aquí más noticias de Málaga.