El subdelegado del Gobierno en Pontevedra, Antonio Coello, ha condenado este domingo la colocación de un artefacto explosivo en un cajero de Novagalicia Banco en O Rosal (Pontevedra) y ha celebrado que no se produjeran víctimas tras su deflagración.

Desde su entorno, han explicado a Europa Press que Coello ve "condenables" estos hechos porque "no hay nada que los justifique". En todo caso, ha resaltado que, de producirse a otra hora, "la desgracia podía haber sido mayor".

En paralelo, fuentes de la Delegación del Gobierno han desvinculado la explosión en O Rosal de la barricada de neumáticos que, apenas media hora más tarde —sobre las 5.45 horas—, cortó la A-52 a la altura de Ponteareas (Pontevedra) en dirección Ourense.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.