Miles de castellanoleoneses han participado este domingo en la manifestación que la Cumbre Social ha convocado en toda España por las "más de seis millones de razones que existen contra el paro" y por la regeneración democrática.

En Valladolid, 4.500 personas según la policía y entre 7.000 y 8.000 según los sindicatos han recorrido el centro de la ciudad en una marcha encabezada por los portavoces de Comisiones Obreras, UGT, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) e Izquierda Unida, así como por miembros de las asociaciones de padres y madres de alumnos de los centros públicos de Castilla y León (Confapacal). Juntos han portado una gran pancarta con el lema 'Contra el paro, por una democracia social y participativa'.

Con ello se ha perseguido el objetivo de que la clase política "esté más preocupada en el día a día por la realidad y los problemas de los ciudadanos", ha asegurado el secretario general de CC.OO. en la Comunidad, Ángel Hernández, quien ha subrayado que esa "problemática" no solo es de los desempleados, "sino también de los cientos de españoles que llevan a sus hijos al colegio sin poder darles de desayunar".

Con este ejemplo "de lo que también es realidad", Hernández ha asegurado que ha llegado el momento de "hablar más de estos casos en lugar de centrarse en los papeles del señor Bárcenas".

Las palabras del secretario de CC.OO. en Castilla y León han sido secundadas por su homólogo en UGT, Agustín Prieto, quien se ha mostrado satisfecho por la "respuesta social" a la convocatoria de este domingo, además de señalar que son muchos los colectivos que coinciden en la calle para protestar por una política "nefasta" que considera que "hunde cada vez más en un agujero y fuerza a los jóvenes a abandonar su tierra hacia zonas con más futuro".

Prieto ha mostrado de esta manera su "descontento" respecto a las cifras de desempleo y ha opinado que, en este contexto, "España aún no ha tocado fondo y hacen falta más medidas de estímulo".

"Hemos hecho tres huelgas en un espacio muy corto de tiempo, pero la lucha continúa porque la sociedad no se rinde. Será así hasta que las políticas cambien o cambie el Gobierno, que está perdiendo la legitimidad que le dieron las urnas con una política de espaldas a la ciudadanía", ha concluido el secretario general de UGT en Castilla y León.

Por otra parte, la portavoz de Confapacal, María José Gómez Rodríguez, ha alzado la voz para afirmar que está "harta" de "desayunar cada día con nuevos casos de corrupción". Además, ha pedido que los políticos se reinventen y les ha animado a "salir a la calle para ver lo que hay".

Rodríguez ha dicho "basta ya", y lo ha hecho como "española, desempleada y madre de una joven universitaria que no va a poder continuar sus estudios en la Universidad porque le han denegado una beca".

"Soy una ciudadana como otra cualquiera, y quiero que la situación en este país cambie", ha insistido la portavoz de Confepacal.

Marchas en toda la comunidad

Las marchas se han sucedido por toda la Comunidad. Así, en Ávila, unas 800 personas han participado participaron en la manifestación, en la que se han coreado lemas llamando a la huelga general y en defensa de los servicios públicos desde la plaza del Mercado Chico hasta la Subdelegación del Gobierno.

Entre las pancartas destacaban las de la Plataforma en Defensa de la Educación Pública, la referida a los servicios públicos y la de los afectados por las participaciones preferentes.

En el caso de Burgos un millar de participantes —según la Policía— y más de 3.000 —según los sindicato— han recorrido las principales calles del centro, desde la Plaza del Mío Cid hasta la Plaza Mayor.

En la manifestación ha destacado la presencia del portavoz del Grupo Municipal Socialista, Luis Escribano, así como de los secretarios provinciales de CC.OO. y UGT, Fidel Velasco y José Luis García-Pascual, quien ha reiterado que "es necesario que el Gobierno cambie radicalmente su política económica porque los recortes que acomete hacen más pobres a los ciudadanos".

En León unas 3.000 personas han recorrido las calles de la capital bajo el mismo lema y unas 500 lo han hecho en Ponferrada, mientras que en Salamanca más de un millar de personas han participado en la manifestación, encabezada por los secretarios provinciales de UGT y CC.OO, Agustín Rodríguez y Emilio Pérez, respectivamente. La marcha ha partido de la Plaza Mayor y ha finalizado frente a la Subdelegación del Gobierno.

Por su parte, en Segovia alrededor de un millar de personas, con consignas como 'Por el trabajo y la democracia, gobierno dimisión, 'Corruptos y banqueros, al mismo basurero' o 'Dimitir no es un nombre ruso', han llenado las calles de la capital desde la avenida Fernández Ladreda hasta la Plaza Mayor, con el objetivo de mostrar su disconformidad con la política de reformas, el aumento del desempleo, la corrupción y el "desmantelamiento" de lo público.

La protesta en territorio segoviano se ha caracterizado por la división de los colectivos participantes. Así, como ya anunciara la Plataforma de Empleados Públicos, sus integrantes han acudido de forma separada a la Cumbre Social de Segovia, a la cola de la manifestación, para rechazar que se "politicen" las reivindicaciones y se "desvirtúe" el verdadero objetivo de la concentración de defender los servicios y a los empleados de la Administración.

En Soria, más de 300 ciudadanos han secundado la convocatoria de la Cumbre Social contra el paro con una protesta que ha partido de la plaza Mayor de la capital y que ha concluido frente a la Alameda de Cervantes, donde se ha dado lectura al manifiesto de la Cumbre Social Estatal y se ha hecho referencia expresa a las cifras del desempleo en la provincia de Soria, 7.160 parados, "cifra histórica", y a los 2.200 trabajadores sin trabajo que no reciben "ningún tipo de prestación".

Finalmente, en Zamora más de 1.000 ciudadanos se han concentrado este mediodía en La Marina para iniciar una marcha que les llevaría hasta la plaza de la Constitución, frente al edificio de la Subdelegación del Gobierno.

Allí, representantes de la empresa Alstom, cuya planta en Coreses va a cerrarse, y de Zamora Limpia, la concesionaria encargada de la recogida de basura en la ciudad, que hace unos días anunció una próxima huelga, se han dirigido a todos los presentes para recordar que "la lucha va a continuar" y exigir un cambio en las políticas europeas "que se ha demostrado que no funcionan", han subrayado.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.