Los autobuses del Consorcio Metropolitano de Transportes dejan de utilizar a partir de este lunes la plataforma reservada para el transporte público habilitada sobre el antiguo puente de la línea ferroviaria Sevilla-Huelva, que salva el cauce vivo del Guadalquivir y conecta la ciudad hispalense y el municipio aljarafeño de Camas. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), titular de esta infraestructura conocida popularmente como el puente 'de la señorita', ha anunciado que cerrará dicho puente a cuenta de su desuso y por motivos "de seguridad".

El Consorcio Metropolitano de Transportes del Área de Sevilla anuncia a través de su página web que a partir del lunes 11 de marzo, los autobuses de las líneas metropolitanas M-173A, M-173B y M-175 dejarán de circular por la citada plataforma reservada al transporte público, que por cierto incluye un carril bici. Dada esta decisión, las paradas de estas líneas en las calles Clara Campoamor y Montaña, del hotel Alamillo y del recinto ferial, en Camas, quedan suprimidas en el sentido Sevilla salvo en el caso de la línea M-173A que las seguirá haciendo en sentido Camas-Sevilla. Además, se suprime en todos los casos la parada de la calle Inca Garcilaso, en Sevilla.

Nuevas paradas

Por contra las líneas afectadas por estas supresiones contarán, para el trayecto Camas-Sevilla, con paradas en la barriada Extremeña (excepto en el caso de la M-175), la barriada de El Chato y la rotonda de La Pañoleta.

Sobre esta decisión, fuentes de ADIF han señalado a Europa Press que el Consorcio Metropolitano de Transportes habría decidido desligarse de la utilización de este puente, aspecto pactado entre las partes allá por 2005 con el pago del correspondiente canon por parte del Consorcio, después de que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias propusiese una "cesión de usos" según la cual el Consorcio Metropolitano se haría cargo de los gastos de mantenimiento de esta infraestructura. Y es que según ADIF, el Consorcio Metropolitano de Transportes le adeudaría algo más de 60.000 euros por el impago del canon acordado años atrás por el uso del puente.

"CONFRONTACIÓN"

La Consejería de Fomento y Vivienda, socio principal del Consorcio Metropolitano, se atribuye de su lado la citada propuesta sobre la cesión de usos y asegura que defiende la utilización de este puente para el transporte colectivo, toda vez que el PP atribuye este desencuentro a un gesto más de la "política de confrontación" del Gobierno andaluz y reclama a la consejera Elena Cortés que "recapacite" y rectifique esta decisión a cuenta de su impacto sobre los tiempos de frecuencia de los autobuses.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.